Mónica Baltodano: «Tortura es 100 veces peor que la que vivió Tomás Borge con Somoza»

La exguerrillera sandinista, crítica de Daniel Ortega, explica las condiciones carcelarias de los presos políticos en la actualidad

Comer y dormir a la orilla del pompón con el hedor de heces fecales,  bañarse con agua con olor putrefacto  y pasar en aislamiento total  en una celda donde solo tenés un metro para caminar y bañarte son las condiciones carcelarias que viven los presos políticos del régimen de Daniel Ortega  que se encuentran confinados en la Galería 300 o de máxima seguridad.

La descripción de esas vivencias infrahumanas las escuchó  la exguerrillera  Mónica Baltodano, de viva voz de los afectados,  durante una visita familiar especial el pasado viernes Santo. Su hermano Ricardo Baltodano es uno de los presos políticos de la dictadura.

En condiciones parecidas se encuentran los presos políticos que están castigados en el infiernillo o área 301, entre estos el periodista Miguel Mora, los monimboseños Cristian Fajardo y Yubrank Suazo, quienes están expuestos a altas temperaturas todo el día en celdas diminutas, por donde no circula el aire porque las pequeñas rendijas están en forma diagonal  al igual que en las celdas de la galería 300.

 Según Baltodano, al edificio donde están las celdas del infiernillo le da el sol todo el día porque  es un edificio que está aislado en el Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro en Tipitapa, por lo que los reos deben mantenerse en ropa interior porque el calor es insoportable.

Lea: Régimen orteguista raciona agua y luz a presos políticos en La Modelo

De hecho, la última protesta que realizaron los presos políticos de máxima seguridad en febrero pasado fue en demanda que les abrieran al menos las miniventanas de las puertas selladas de hierro de las celdas para que les entrara un poco de aire porque se estaban descompensando de la presión.

 En la Galería 300 están ubicados unos 60 presos políticos de diferentes departamentos del país, a quienes el régimen considera cabecillas o líderes de tranques y protestas sociales. La mayoría son adultos mayores con enfermedades crónicas  como diabetes, presión arterial alta, problemas de circulación y en los huesos.

Mónica Baltodano. LA PRENSA / Óscar Navarrete
La excomandante sandinista, Mónica Baltodano, crítica del régimen de Daniel Ortega. LA PRENSA / Óscar Navarrete

Entre estos están el líder campesino Medardo Mairena,  los hermanos Esteban Lesage de Jinotepe,  el alcalde de Mulukukú Apolonio Fargas Gómez, Nardo Sequeira de Acoyapa, los militares en retiro Carlos Brenes y Tomas Maldonado,  entre otros.

“Tortura no es solo que te golpeen  sino que te tengan en aislamiento total, donde no interactúas con nadie, ese silencio absoluto que los afecta a Miguel Mora se le puede ver una profunda tristeza en sus ojos. La tortura que están viviendo es 100 veces peor que la que vivió Tomás Borge con Somoza, porque al menos este caminaba en un pasillo, hablaba con los guardias. Este es un régimen carcelario, cruel inhumano de permanente tortura”,  refirió la exguerrillera, quien también fue presa política y torturada en los años 70.

Además: El Desierto y el infiernillo.  Así son las mazmorras de la dictadura orteguista

A estas condiciones extremas de encierro se suma la casi nula atención médica, el racionamiento de ingreso de agua potable a estos reos, la visita familiar  a través de vidrios, un sistema de aguas negras colapsado, racionamiento de agua potable insalubre para ingerir y racionamiento de energía eléctrica.

A pesar de esas condiciones carcelarias, los presos políticos se mantienen firmes con sus ideales de defender la democracia en Nicaragua e instan al pueblo a no dejar las calles. Incluso lograron ese mismo día viernes 19 de abril plantear algunas demandas al alcaide de ese sistema penitenciario que consisten en:

Solicitar  dos  visitas familiar al mes, que estas sean de contacto es decir no a través de vidrio, que los dejen caminar en el pasillo a como dejan a los reos comunes,  derecho a llmar por teléfono a su familiar en caso de emergencia, entre otras, mismas que fueron planteadas por sus familiares esta mañana en conferencia de prensa.

En uno de los primeros acuerdos firmados entre la Alianza Cívica y el Orteguismo el 22 de marzo, estos últimos se comprometieron a sacar a los presos políticos de la galería 300 y del infiernillo hacía galerías comunes y a la fecha tampoco lo han cumplido.

También: En Vivo/Expertos piden la aplicación de la carta democrática ante Nicaragua ante el Consejo Permanente de la OEA

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: