Trabajo infantil puede aumentar en el país debido a la crisis sociopolítica, indica Codeni

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde el pasado 18 de abril amenaza con aumentar el trabajo infanti debido a la alta tasa de desempleo que afecta a las familias nicaragüenses

trabajo infantil, nicaragua

LA PRENSA/ARCHIVO

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde el pasado 18 de abril amenaza con aumentar el trabajo infanti debido a la alta tasa de desempleo que afecta a las familias nicaragüenses, expuso Mario Chamorro, consejo de coordinación de la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni).

Para Chamorro, los menores de edad viven en “constante zozobra” por la situación económica de la familia, que se ha visto empeorada por el declive de la economía nacional.

“Los niños y niñas han vivido situaciones complicadas, han vivido trauma psicológicos y siguen en constante zozobra porque su familia han tenido afectaciones fuerte alrededor de la economía (desempleo) y esto afecta en la calidad del niño y la niña”, explicó.

Por la falta de empleo, los padres de familia se han visto obligados a sacar a sus hijos de la escuela e integrarlos, en muchos casos, al trabajo infantil para poder subsistir.

“Hay muchos niños que han sido obligados a salirse de la escuela porque sus padres no pueden mantenerlo o hay otra cantidad de niños que se van a ver obligados ,si la crisis sigue, a integrarse al trabajo infantil como sobrevivencia de la familia”, manifestó el Chamorro.


Cifras de 2012
Las últimas estadísticas del trabajo infantil en Nicaragua se registran en el 2012. Para entonces, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) indicó, mediante la Encuesta Continua de Hogares del III Trimestre de 2012, que en Nicaragua trabajaba el 31.1 por ciento de los niños de 10 a 18 años, equivalentes a 396,118 niños de un total de 1,273,834 de niños de esos rangos de edad que se estimó que habitaban el país.


Deserción en la educación

El coordinador de Codeni destacó que la crisis también ha afectado el acceso a la educación en los niños por el temor e inseguridad que se siente no solo en las calles sino en el colegio.

“La incertidumbre da mucha inseguridad. En este sentido es una afectación que no solo vive el niño sino que la vive la familia completo”, advirtió.

Además: Niñez de Nicaragua enfrenta traumas por la represión de la dictadura orteguista

Bajo este contexto, Jorge Mendoza, vocero de Codeni, manifestó que atrás quedó el lema de que “la escuela es la segunda casa de los niños” porque bajo las actuales circunstancias “los niños están considerando que la escuela es un lugar inseguro y la presencia de las patrullas policiales agudiza ese sentimiento de inseguridad”.

Mendoza aprovechó para condenar la acción de proseletismo que realizó un grupo de estudiantes del colegio Alemán Nicaragüense, manifestando que “es una situación que no debió haberse permitido ya que compromete el ambiente escolar porque lo polariza”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: