Monseñor Silvio Báez: «Las heridas del pueblo que ha sido víctima de un poder irracional y opresor van a sanar y serán heridas de gloria».

Expresó también el dolor que como sacerdote sintió cuando el papa Francisco le anunció que debía viajar Vaticano durante una audiencia privada el pasado 4 de abril

Monseñor Silvio Báez

Monseñor Silvio Báez durante la misa del Domingo de Ramos. LA PRENSA/ Archivo

Con banderas, pañoletas, globos y atuendos azul y blanco, colores de la bandera nacional, centenares de nicaragüenses asistieron a la iglesia Santa Agatha, en la ciudad de Miami, Florida, donde monseñor Silvio Báez ofició la misa dominical que coincidió con la fecha de su cumpleaños 61. Ahí tuvo palabras fuertes contra el poder represor.

Durante la homilía, dedicada a la comunidad nicaragüense radicada en la ciudad estadounidense, Báez describió a Nicaragua.

Heridas sanarán

“Un pueblo herido por la injusticia, la ambición, la corrupción y la represión indiscriminada”, dijo. Agregó después que las heridas del pueblo nicaragüense, que ha sido víctima de un poder irracional y opresor, van a sanar y “serán heridas de gloria”.

Le puede interesar: La despedida monseñor Silvio Báez de Nicaragua en 9 fotografías

Expresó también el dolor que como sacerdote sintió cuando el papa Francisco le anunció que debía viajar Vaticano durante una audiencia privada el pasado 4 de abril.

“Me voy a ir de Nicaragua porque me lo han pedido. He dicho que me duele. Me duele porque el pueblo queda crucificado”, expresó con la voz entrecortada.

Lea: Padre Edwin Román habla sobre la salida de monseñor Silvio Báez

Esta misa fue la última que Báez ofició en el continente americano. El obispo auxiliar de Managua se ha caracterizado por ser una voz crítica con el régimen de Ortega.

Exaltó el rol de la Iglesia de tener las puertas abiertas a la sociedad, y que debe estar al lado de los pobres “sin tener miedo a descontentar a los poderosos, ni pactar con ellos”.

Brenes oficia misa en Divina Misericordia

Mientras Báez participaba en este oficio religioso, en Managua, el arzobispo Leopoldo Brenes ofició misa en el templo de la Divina Misericordia, que fue asediado durante julio del año pasado por paramilitares durante 15 horas.

Lea además: Silvio Báez, en su última misa en Nicaragua: “No permitamos vivir en un sepulcro social”

“Este templo (Divina Misericordia) acogió a aquel grupo de jóvenes que en ese momento estaban siendo acosados y fue una muestra de misericordia, a través de acciones. El padre Raúl (Zamora) y el padre Erick (Alvarado) jugaron un papel muy importante en acoger a esa cantidad de muchachas y muchachos”, reflexionó el cardenal Brenes.

Que se haya dado refugio a los estudiantes en esa iglesia es una forma de aportar al evangelio de la misericordia, según el religioso.

También: Poemas, dibujos y canciones: la admiración de los artistas hacia el obispo Silvio Báez

A pesar de que durante la misa no se dedicaron intenciones a Gerald Vásquez y Francisco José Flores, los dos jóvenes asesinados en la parroquia por las fuerzas orteguistas, el arzobispo aseguró que siempre oran por ellos.

En entrevista posterior a la misa, Brenes aclaró que como Iglesia “mantienen un trabajo permanente, desde nuestras parroquias”, al ser cuestionado por periodistas sobre el trabajo de la institución en la crisis que atraviesa el país, la que cumplió un año el pasado 18 de abril.

Lea: Monseñor Abelardo Mata: “Salida de monseñor Báez deja un mal sabor”

Como consecuencia de la represión estatal, al menos 325 personas fueron asesinadas.

A pocas horas de que su obispo auxiliar viaje rumbo a Roma, por tiempo indefinido, Brenes no supo responder si monseñor Silvio Báez continuará con el mismo cargo o sería reemplazado por otro religioso.

Puede leer más en: Obispo Abelardo Mata califica de inhumano al régimen orteguista

“No sé, todo depende del papa”, afirmó Brenes en declaraciones a los medios.

Celebración

El cumpleaños 61 de Silvio José Báez Ortega, nacido en Masaya, no pasó desapercibido. Los nicaragüenses que lo recibieron en Miami celebraron la vida del monseñor del pueblo. Al finalizar la misa, filarmónicos, marimbas, felicitaciones y cantos no faltaron. Además tuvo un pastel con los pabellones azul y blanco de la bandera de Nicaragua. Niñas y adultos con trajes típicos fueron parte del homenaje.

Iglesia de puertas abiertas

“Si la Iglesia tiene las puertas cerradas, ¿cómo podríamos dialogar con el mundo? ¿Cómo podremos tocar a quienes como leprosos son excluidos de la sociedad y de la religión (…)? Si tenemos las puertas cerradas, ¿cómo podremos ver las injusticias que se cometen en nuestra sociedad contra las personas más pobres y más débiles?”, enfatizó monseñor Silvio Báez durante la homilía que celebró en Santa Agatha, en Miami, Florida, previo a su partida a Roma, donde ha sido llamado por el papa.

Más información: “Yo no he pedido salir, he sido llamado por el Santo Padre”. El papa Francisco traslada a Roma al Obispo Silvio Báez

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: