OEA se prepara para desconocer a Daniel Ortega como presidente, según experto

Exdiplomático Julio Icaza Gallard analiza la denuncia sobre la "ilegitimidad de origen".

Daniel Ortega

Daniel Ortega, el dictador de Nicaragua, luce deteriorado físicamente por la edad. LA PRENSA/ TOMADA DE EL 19

El exrepresentante de Nicaragua ante las Naciones Unidas, Julio Icaza Gallard, manifestó que la ilegitimidad del gobierno de Daniel Ortega, expuesta el viernes reciente en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), vendría a reforzar la demanda de elecciones presidenciales adelantadas, como lo pide la oposición en el país.

En esta sesión extraordinaria, tres expertos en democracia expusieron los pasos que ha seguido Ortega para mantenerse en el poder los últimos doce años, a través del control partidario de los poderes del Estado, los fraudes electorales y la represión contra los opositores.

Así te contamos la sesión de la OEA sobre la crisis en Nicaragua

El profesor Harold Rocha, presidente de Nicaraguan-American Center for Democracy, destacó la importancia que tuvo el control del poder judicial para la reelección presidencial de Ortega en 2011. La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aprobó el “derecho humano a la reelección” de Ortega, aunque la Constitución Política de Nicaragua prohibía la reelección consecutiva. Rocha dijo que “no existe un derecho humano a la reelección”, lo que hace del régimen de Ortega un “gobierno ilegítimo”.

Icaza valoró que este énfasis en la ilegitimidad de origen de la presidencia de Ortega estaría dirigido a reforzar la demanda de adelantar las elecciones, por ser un gobierno inconstitucional. Además, “estaría también preparando el terreno para un eventual desconocimiento del gobierno de Ortega”, según Icaza.

“Esto es algo que la OEA ya ha hecho en el caso del gobierno de (Nicolás) Maduro (en Venezuela); aunque las circunstancias en Nicaragua son diferentes, donde no existe un poder alternativo legítimo como el de (Juan) Guaidó (declarado presidente de un gobierno provisional venezolano), por ser presidente de una Asamblea Nacional electa democráticamente”, explicó Icaza.

En esta sesión extraordinaria del Consejo Permanente también participó Rubén Perina, profesor adjunto de la Universidad George Washington, quien expuso el proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana, cuando un Estado miembro de la OEA rompe con el orden democrático.

Perina manifestó desde el principio de su exposición que en Nicaragua se alteró el orden democrático, según lo prueban los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y de otros organismos internacionales.

Además, el experto mencionó una a una las acciones que demuestran que el régimen orteguista se ha negado a restablecer el orden democrático a través del diálogo y las “gestiones diplomáticas” hechas por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, lo que equivale a una suspensión del Estado miembro del sistema interamericano.

Jaime Aparicio, expresidente del Comité Jurídico Interamericano y exjefe de la Misión Electoral en Nicaragua del Centro Carter, expuso los pasos que llevaron a Ortega a la instauración de una dictadura.

Para Icaza, “todas las intervenciones fueron dirigidas a demostrar que el régimen impuesto por Ortega en Nicaragua vulnera todos y cada uno de los elementos esenciales de la democracia, descritos en el artículo 3 de la Carta Democrática”.

“Esto es algo importante porque representa, junto a los informes de la CIDH y el GIEI, la base para la aplicación de lo dispuesto en los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática Interamericana”.

Sesión sobre la crisis

La sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) fue convocada para abordar la situación de Nicaragua. El pasado 18 de abril, este país cumplió un año de crisis por la represión policial y paramilitar contra las protestas civiles. La represión estatal ha dejado al menos 325 muertos, según el reporte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Además de la participación de los expertos en democracia, en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente la secretaria ejecutiva adjunta de la CIDH, María Claudia Pulido, leyó un informe sobre la crisis en Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: