Familiares de prestamista asesinado en el Oriental le reclaman 100 mil córdobas a la Policía Orteguista

La denuncia la hizo el lunes la viuda Cecilia Isabel Chávez Dávila, quien tenía 19 años de casada con la víctima, con quien procreó tres hijos

La vela del prestamista Heldrick Alberto Amaya fue realizada en el mercado Oriental, donde ocurrió la balacera. LA PRENSA/WILIH NARVÁEZ

La Policía Orteguista (PO) se niega a entregar los más de cien mil córdobas que andaba Heldrick Alberto Amaya Barrios, de 40 años, tras matarlo de un balazo en la cabeza y otro en un costado de su cuerpo la noche del pasado sábado en el mercado Oriental, durante una persecución policial que comenzó en el sector de Bello Horizonte, en Managua.

La denuncia la hizo el lunes la viuda Cecilia Isabel Chávez Dávila, quien tenía 19 años de casada con la víctima, con quien procreó tres hijos.

Lea además: Policía mata a dos supuestos delincuentes en un tiroteo en el Mercado Oriental

No obstante, en el comunicado difundido por la PO, donde se refirió al crimen, la institución no hizo mención del dinero que reclama esta familia ni a otras pertenencias de la víctima.

“No me dan ni su celular, ni su cédula ni el dinero que le ocupan. A mí no me dan nada. Dicen que eso lo van a tener como prueba. ¿Prueba de qué?”, cuestionó la viuda.

Lea también: Dos policías y un delincuente mueren en una balacera en barrio de Managua

Afirmó que en las imágenes que difundieron canales televisivos sobre el caso, reconoció la agenda que portaba ese día su esposo y también el bolso que contenía el dinero.

A Heldrick le cambió la vida años atrás cuando se ganó un billete de la lotería y empezó a trabajar el dinero. Era prestamista del mercado Oriental, afirma la familia del fallecido.

Puede leer más en: Familiares de joven muerto en el mercado Oriental golpean a agente de seguridad

Su casa está ubicada en ese mismo centro de compras. El lunes, sus restos fueron velados en las cercanías de La Caimana, y por la tarde fueron sepultados en el cementerio Jardines del Recuerdo.

Denuncian frialdad

“Mi hermano anduvo investigando. Del carro estaba vivo (presuntamente atropellado), un vigilante lo estaba ayudando. Un policía dijo que lo dejara. Y la Policía lo remató en el suelo”, aseveró la viuda.

Lea también:  Policía de Costa Rica publica video que muestra el asesinato de un nicaragüense en 2016

“A mi hermano le dijeron que cuando quería levantarse le pegó (un oficial) el segundo disparo”, repitió.

Horas antes de su muerte la víctima estuvo en un bar.

La Policía Orteguista mediante un comunicado admitió que a Heldrick lo mataron durante un supuesto intercambio de balas, donde también falleció otro hombre con identidad aún desconocida.

Le puede interesar: Expolicía lideraba banda delictiva

Según la institución policial, a eso de las nueve de la noche del sábado recibieron una llamada al 118, cuyo denunciante se identificó como Nicolás Centeno, quien aseguró que en la zona de Bello Horizonte sujetos desconocidos estaban asaltando en un vehículo rojo.

Agentes policiales en la zona, que se movilizaban en una patrulla, supuestamente gritaron: “¡Alto Policía Nacional!”, llamado que fue ignorado por los sujetos.

Así inició la persecución acompañada de disparos, hasta terminar de la Casa de los Encajes, dos cuadras abajo, en el mercado Oriental.

Lea también: Busero evita asalto a pasajera, pero termina en la cárcel

Los supuestos delincuentes todavía atropellaron a dos vigilantes y a una trabajadora por cuenta propia, según la nota policial.

Además, resultaron lesionados Marlon Alexander Molina Bermúdez y Pedro José Rodríguez Mendoza, alias Picolo.

“Sé que tiene un disparo en la cabeza”, lamentó Cecilia Chávez sobre su esposo.
hicieron allanamiento

Ella estuvo siendo interrogada en la Dirección de Auxilio Judicial Nacional (DAJ), posteriormente la tarde del domingo, los agentes allanaron su propiedad, pero no ocuparon nada.

“La oficial que me tuvo en entrevista no se refirió a nada (del avance de las investigaciones). Me dice: ‘Así como usted quiere esclarecer lo de su marido, nosotros queremos saber si tuvimos responsabilidad o fue accidentado’. Pero a mí no me dan declaraciones”, dijo la viuda.

Los familiares del prestamista insisten que no viajaba en el automóvil y desconocen quiénes eran los ocupantes.

“Toda la gente lo conoce que era prestamista”, refirió.

Andaban detrás de su dinero

En una ocasión, la PO ya había querido apoderarse del dinero del prestamista y lo retuvieron. “Pero se lo regresaron (el dinero), porque tenía comprobantes. Estaba saliendo de un banco cuando lo agarraron para quitarle su dinero”, relató la mujer.

De la supuesta agrupación la Policía afirmó: “Todos con antecedentes delictivos”.

LA PRENSA confirmó que el prestamista Heldrick Alberto Amaya Barrios no tenía ninguna cuenta con la justicia.

“Quiero que me den una aclaración. Y que me entreguen sus pertenencias porque no era delincuente, ni nada de lo que están hablando. Voy a luchar y tratar de limpiar su nombre, porque no era delincuente”, finalizó Chávez.

Cuestiona a la Policía

Cecilia Chávez descalificó el trabajo de la Policía.

“La Policía no vale ahora nada. Aunque ellos tengan la justicia en sus manos. Matan, matan, y hasta ahí nomás. Uno ya no puede hacer, reclamar ni decir, porque ya se los echa como enemigos. La Policía hace y deshace. Estamos de quedarnos cruzados. Mientras estemos a como estamos en este país”, afirmó.

El pasado 20 de abril, un artesano de Masaya fue asesinado en un retén de Diriá, Granada. El mismo estaba conformado por policías y paramilitares.

La víctima recibió un disparo en la espalda cuando viajaba como pasajero de una motocicleta y no quisieron detenerse.

“Fueron ellos, los policías, quienes mataron a mi hijo y si algo me llega a pasar a mí y a mi familia, yo los culpo a ellos”, expresó Francisco López Gallegos, padre del occiso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: