Taiwán: Avances en el sector sanitario

Taiwán es un socio valioso y confiable que puede ayudar a los países del mundo a alcanzar el objetivo significativo de la cobertura sanitaria universal para el 2030

Este año se cumple el 24º aniversario de la implementación en Taiwán de la cobertura sanitaria universal.

El Seguro Nacional de Salud de Taiwán (NHI, siglas en inglés) cubre todo el espectro de servicios sanitarios esenciales y de alta calidad, desde la prevención y el tratamiento hasta la rehabilitación y los cuidados paliativos.

En 1960 el sector sanitario de Taiwán comenzó el proceso de incorporación de trabajadores, agricultores y funcionarios del gobierno al sistema de seguro de salud. Hoy en día, este sistema está ampliamente considerado como uno de los mejores del mundo. En 2017, el NHI se situó en el puesto número 14 en el Índice Global de Acceso al Cuidado Sanitario publicado por The Economist, y en el noveno lugar en el Índice de Eficiencia en el Cuidado Sanitario de 2018 de Bloomberg Finance.

El éxito del NHI de Taiwán se puede atribuir a una serie de factores clave.

Primero, la adopción de un modelo de pagador único con las contribuciones de individuos, empresarios y gobierno.

Segundo, la aprobación de un sistema de pago presupuestario para establecer límites máximos en los costes de atención médica afrontados por el gobierno.

Tercero, los servicios integrados de atención médica preventiva del NHI y los programas de pago por rendimiento han asegurado una alta calidad de atención médica y han fomentado la mejora continua de los estándares de salud.

Cuarto, para reducir las desigualdades en materia de salud, se conceden subsidios a hogares de bajos ingresos y los desempleados.

El Ministerio de Salud y Bienestar de Taiwán ha desarrollado herramientas que utilizan la inteligencia artificial y la computación en la nube para acceder a las bases de datos masivas establecidas en los últimos 24 años. Actualmente, a través de las herramientas de la nube digital, los proveedores de atención primaria en las comunidades de Taiwán pueden recuperar de instituciones secundarias y terciarias informes de pruebas tales como tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, ultrasonidos, gastroscopias, colonoscopias y rayos X, y recibir información sobre prescripciones médicas.

Estas tecnologías de salud digital han mejorado los servicios de atención de muchas maneras, optimizando la calidad de la atención y han reducido costes, al hacer coincidir adecuadamente los servicios de salud con los lugares donde estos se proporcionan y disminuyendo los riesgos potenciales derivados de la repetición de pruebas.

En un momento como el actual, en el que alcanzar la cobertura sanitaria universal nunca ha sido más urgente e importante, Taiwán ha buscado activamente compartir su experiencia de primer nivel en la reforma de la atención médica. Lamentablemente, en los últimos 2 años, la OMS ha negado a los delegados taiwaneses, que representan a los 23 millones de ciudadanos de un país democrático y pacífico, participar y contribuir con la Asamblea Mundial de la Salud.

En este contexto, instamos a la OMS para que responda de manera favorable a los llamamientos generalizados a la inclusión de Taiwán en las distintas actividades que realiza la Asamblea Mundial de la Salud.

Taiwán es un socio valioso y confiable que puede ayudar a los países del mundo a alcanzar el objetivo significativo de la cobertura sanitaria universal para el 2030.

El autor es ministro de Salud y Bienestar de la República de China (Taiwán).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: