Productores no tienen dinero para enfrentar los efectos de El Niño

La crisis económica que existe en el país no ha permitido que los productores se preparen para contrarrestar los efectos del fenómeno climático El Niño

Productores están preocupados por las medidas para combatir El Niño. LAPRENSA/Archivo

La crisis económica que existe en el país no ha permitido que los productores se preparen para contrarrestar los efectos del fenómeno climático El Niño, cuyas consecuencias se podrán medir en los próximos tres meses (mayo, junio y julio).

Solón Guerrero, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), dijo que El Niño provoca preocupación porque la crisis ha generado unas condiciones adversas para prepararse para el fenómeno. “El entorno de la situación del país no está siendo favorable para la producción: no existe o hay escaso financiamiento y hay un vacío de liquidez que limita prepararte para el cambio climático”, dijo.

Lea también: El Niño sigue acechando la producción agropecuaria en Nicaragua

El representante del sector ganadero afirmó que la crisis dificulta enfrentarse a El Niño por la falta de liquidez, “porque si no existen los fondos necesarios, nos tenemos que adaptar con la cantidad de dinero que cada quien dispone”.

Además, señaló que para contrarrestar a El Niño se necesitan recursos para comprar pastos de corte y suplementación, y actualmente no cuentan con esos recursos.

“lluvias deficitarias”

Para Nicaragua el fenómeno El Niño generará una condición de lluvias entre lo normal y bajo lo normal, según el Foro del Clima de América Central (FCAC).

Según este foro, el fenómeno El Niño se desarrolló en toda la cuenca del Pacífico de Centroamérica, por lo “que las lluvias serán deficitarias” en los próximos tres meses (mayo, junio y julio) en la región.

Lea también: Fenómeno de El Niño será débil, pero productores no podrán aprovechar el buen clima para sembrar

El Niño es un fenómeno climático que al aumentar la temperatura del océano Pacífico aleja las lluvias. “Los expertos de toda la región coincidieron que, desde febrero del 2019, el fenómeno de El Niño se desarrolló plenamente y que hay un 75 por ciento de probabilidad de que esta condición persista durante mayo, junio y julio”, consignó en un comunicado el FCAC.

Puede leer: Plan de producción para el ciclo agrícola 2018-2019 a la medida de Ortega

En el caso de Nicaragua, se espera que el período lluvioso comience en la última semana de mayo y la primera de junio, mientras que para la región central y Caribe inicie en los primero días de junio.

Sin embargo, antes de estas fechas se esperan lluvias moderadas y aisladas en algunos sectores del Pacífico, norte y centro del país. “Estas lluvias podrían crear falsas expectativas del inicio del período lluvioso en el gremio de productores, por lo que se recomienda cautela”, señala el estudio.

“Se hace el llamado a esperar que el suelo obtenga la suficiente humedad para dar inicio a la siembra del ciclo productivo 2019”, agrega el documento.

Preocupaciones de ganaderos

Una de las preocupaciones del sector ganadero, que podría empeorar con El Niño, son las bajas que ha tenido el precio del ternero y la vaca de descarte porque no hay financiamiento para que el engordador siga con el ciclo comercial del ganado.

“La demanda (de compra) ha bajado tremendamente. En las subastas que eran de 1,200 animales, ahorita las estamos viendo de 500 animales”, explicó Guerrero.

Lea además: Michael Healy: “Hemos retrocedido cuatro años” en el agro

Para el vicepresidente de Faganic, Solón Guerrero, el fenómeno El Niño agrava esta situación porque en Nicaragua los productores de ganado lo hacen a base de pasto y agua. “Se está poniendo en práctica la suplementación, pero la crisis nos limita obtener los fondos”.

Canícula moderada

El período canicular podría tener un comportamiento moderado entre los primeros días de julio y mediados de agosto en todas las regiones del país. Este comportamiento estará en dependencia de la atmósfera y las condiciones de El Niño. Moderado significará “con pocos acumulados de lluvias y mayor cantidad de días soleados con respecto a junio”, indicó el Foro del Clima de América Central (FCAC). Este periodo es utilizado por los productores para el secado de algunos granos básicos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: