Bolsa de Valores de Nicaragua cae 96.5 por ciento en el primer cuatrimestre

Los números de la Bolsa indican que solo en abril se transaron 861 millones de córdobas en títulos, menor a los 9,969 millones de córdobas en igual mes del año pasado, ya cuando había iniciado la crisis en Nicaragua

Hasta abril de este año, se acumulan 11 meses consecutivos de reducciones en las operaciones de la Bolsa de Valores. LA PRENSA/ARCHIVO

Al cierre del primer cuatrimestre del 2019, las transacciones bursátiles muestran una contracción del 96.5 por ciento, lo que demuestra que tras un año de haber iniciado la crisis sociopolítica la recesión económica se ha profundizado, afectando los distintos sectores.

En lo que va del año la Bolsa de Valores ha transado 2,802 millones de córdobas en papeles bursátiles, inferior a los 80,765 millones negociados en el 2018; a los 19,016 millones de córdobas en igual periodo del 2017; e incluso menor a los 13,074 millones en el 2016.

Los números de la Bolsa indican que solo en abril se transaron 861 millones de córdobas en títulos, menor a los 9,969 millones de córdobas en igual mes del año pasado, ya cuando había iniciado la crisis en Nicaragua. Es decir que solo en abril hubo una caída del 91.3 por ciento.

Lea: Bolsa de Valores de Nicaragua cierra el primer trimestre en negativo

No obstante, al comparar abril con los meses anteriores del 2019, es el monto más alto transado en el cuatrimestre.

Hay que destacar que enero, febrero y marzo de este año, tenían desventajas al compararlos con el año pasado, porque en el primer trimestre del 2018 hubo transacciones a plazo de un día. En abril ya no se registraron negociaciones de este tipo de papeles de un día.

Transacciones deprimidas

Del total transado en abril por tipo de mercado, el 65.4 por ciento fue en el primario; el 34.4 por ciento en el de reporto; y 0.17 por ciento en el secundario.

El 92.08 por ciento de las operaciones bursátiles fueron realizadas por el sector público y el 7.92 por ciento por el privado, lo que refleja que una de las principales fuentes de financiamiento interno del Gobierno central está gravemente dañada.

Entre las dificultades que ha tenido el Gobierno por la crisis en la bolsa figura su intención de colocar un poco más de 105 millones de euros, de los cuales este año solo se ha logrado colocar el equivalente a 910 mil dólares.

Precisamente en agosto del año pasado el Ejecutivo incrementó en 286.4 por ciento la meta en cuanto a emisión de bonos de la República y Letras de Tesorería, con el objetivo de cubrir el déficit presupuestario y del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Pero hasta ahora ha tenido problemas para colocar títulos.

Lea además: Crisis sociopolítica de Nicaragua aterriza en junio en la Bolsa de Valores

Bolsa no reacciona

El mes pasado Gerardo Argüello, gerente de la Bolsa de Valores de Nicaragua, dio a conocer que “la actividad ha bajado como toda la economía en Nicaragua”.

En mayo del año pasado fue la última vez que el mercado bursátil creció en términos mensuales, después del estallido de la crisis el 18 de abril de 2018, luego las transacciones comenzaron a contraerse, hasta acumular a abril de este año 11 meses consecutivos de reducciones en las operaciones.

Grave daño

Además, al menos dos emisores en el mercado bursátil se han declarado en impago y han entrado en negociación con los inversionistas para buscar alternativas de pago de deudas millonarias.

Argüello señaló que “es muy difícil proyectar el futuro en la bolsa, porque creo que en Nicaragua nadie sabe cuándo va acabar todo esto”.

Puede leer: Mercado bursátil en Nicaragua se contrae por cuarto mes consecutivo

Actualmente el país se encuentra en una profunda recesión económica debido a la crisis sociopolítica y se enrumba a una depresión. Esto complicaría aún más la situación, porque en la inversión en la Bolsa de Valores influye fuertemente en la confianza que se genere y desde la crisis el país vive en incertidumbre.

A criterio de Argüello, los inversionistas están reacomodando sus portafolios de inversiones y “posiblemente están retirando su plata del país, como está pasando con los depósitos”.
Hasta el momento los depósitos siguen saliendo de la banca, hasta el primer trimestre del año salieron 170 millones de dólares, revelan las estadísticas oficiales; esto producto de la incertidumbre, así como sucede con la Bolsa de Valores.

De hecho, Argüello admite que los números arrojan que una parte del dinero de los que transan en la Bolsa se está yendo a portafolios que manejan algunos puestos de bolsa en mercados pares en el exterior, pero aún siguen siendo montos muy pequeños.

Reforma afecta la bolsa

Por otra parte, hay que agregar que con la reciente reforma a la Ley de Concertación Tributaria —que entró en vigencia el pasado 28 de febrero— se tendrá un impacto en los inversionistas.

“Porque la tasa impositiva sobre los intereses pasó del 10 al 15 por ciento y eso obviamente va a afectar a los inversionistas, pero si vemos los volúmenes de marzo vemos que son muy similares a los de febrero, la verdad es que va a afectar hasta cierto punto a los inversionistas pero también va a afectar a los emisiones, porque las nuevas emisiones van a tener que subir un poquito la tasa de interés para compensar ese impuesto”, señaló recientemente Argüello.