Banco Central de Nicaragua esconde estado de reservas internacionales de dinero

BCN lleva más de 90 días sin publicar el estado de las reservas y otros indicadores tras fuertes caídas en 2018

En el estado de las reservas internacionales también influye el comportamiento de los depósitos bancarios. LA PRENSA/ ARCHIVO

La dictadura de Daniel Ortega sigue ocultando los estragos de la crisis económica originada por su represión en el 2018. Además de mantener sin actualizar un sinnúmero de indicadores, el Banco Central de Nicaragua (BCN) hasta ayer no había publicado cuál es el estado de las Reservas Internacionales Brutas (RIB), pese a que han pasado cuatro meses del año y que en días recientes en Chile, el presidente del máximo emisor bancario destacó la modernidad de las estadísticas del país.

El economista Sergio Santamaría señaló que el retraso de más de noventa días en las publicaciones sobre este indicador genera mayor incertidumbre en el país, tomando en cuenta que una cuantía de las reservas internacionales brutas se utiliza para mantener estable el córdoba, así como reflejar la solvencia que tiene el país para afrontar sus compromisos financieros en el exterior.

Lea además: Banco Corporativo entra en liquidación y devuelve depósitos a ciudadanos y entidades financieras

“Te voy a poner un ejemplo, esto es como un diabético que tiene que tomarse el control diario, pero tiene cuatro meses de no hacerlo, en este caso la economía no está pasando por el mejor momento y decide no poner a disposición de los agentes económicos, de la ciudadanía en general, la información necesaria para hacer las inversiones o negocios proyectados, es una situación compleja porque abre la puerta a especulaciones”, señaló Santamaría.

Los números oficiales indican que las Reservas Internacionales Brutas (RIB) cerraron el 2018 con una pérdida de 496 millones de dólares. En el 2017 había en RIB 2,757 millones de dólares y al término del 2018 se habían reducido a 2,261 millones de dólares, lo que implica una contracción del 18 por ciento.

Dentro de las RIB están las Reservas Internacionales Netas Ajustadas (RINA), que el año pasado pasaron de 1,802 a 1,145 millones, con 657 millones de dólares menos, un 34.4 por ciento menos.

Puede leer: Cobro aduanero pone en riesgo el abastecimiento de todo tipo de bebidas en Nicaragua

En tanto, las Reservas Internacionales Netas (RIN) pasaron de 2,716 millones de dólares a 2,038 millones, es decir que en el 2018 se perdieron 678 millones de dólares, una merma del 24 por ciento.

No obstante, en lo que va del 2019 solo se publicó el estado de las Reservas Internacionales Netas (RIN), las que perdieron 77.3 millones de dólares.

Reservas bajo presión

Actualmente las Reservas Internacionales Brutas estarían siendo afectadas por la liquidación del Banco Corporativo (Bancorp), dado a que esta entidad tenía hasta el cierre de 2018 más de 280 millones de dólares depositados en el Banco Central, apuntalando las reservas.

En un análisis sobre los estados financieros del Bancorp, realizado por un economista, que prefiere no ser citado, recordó que dicho banco “contribuyó, con un saldo estimado equivalente a más de 260 millones de dólares a diciembre de 2017 y 280 millones de dólares a diciembre de 2018, a un objetivo clave de la política económica del Gobierno, (que es) apuntalar las Reservas Internacionales Netas del Banco Central”.

También: Sanción de Estados Unidos a Laureano Ortega Murillo “mata económicamente” a ProNicaragua

Ahora que el Bancorp está siendo liquidado, tras las sanciones de Estados Unidos, este tendrá también que rematar sus inversiones en títulos valores del BCN y sacar sus depósitos en ese banco.

Otros indicadores claves sin actualizar

El Banco Central, pese a la modernidad que destacó su presidente, Ovidio Reyes, en Chile, en Nicaragua mantiene sin revelar cuál es el estado de las estadísticas relacionadas con la circulación y emisión de dinero en el 2019.

El año pasado tanto la circulación como la emisión de dinero estaban en descenso para frenar la demanda de dólares y evitar mayor derrumbe de las reservas, así como por la caída del consumo nacional.

El BCN usó parte de las reservas internacionales para ayudar al sistema financiero a afrontar la salida de depósitos, fuga que aún se mantiene, lo que estaría impactando en las reservas del máximo emisor bancario.

Lea: Precios bajos empujan reducción de los ingresos en las exportaciones de Nicaragua

Del 2019, lo único que se publicó y aún con retraso es el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y las remesas familiares, así como el comercio exterior.

Mientras que las finanzas públicas y la encuesta trimestral de turismo no han sido actualizadas desde el cierre del 2018.

El rezago de cifras oficiales comenzó en septiembre del año pasado, cuando las autoridades del BCN ordenaron un apagón informativo en las publicaciones diarias relacionadas con la macroeconomía, monetarios, reservas internacionales, circulación de dinero y depósitos bancarios.

Además: Cartera de crédito en Nicaragua se contrae un 19.9 por ciento

La situación ha empeorado en los meses siguientes, ya que los informes se están publicando con tres a cuatro meses de retrasos.

Genera desconfianza

El economista Alejandro Aráuz manifestó que la estrategia de ocultar la información a los agentes económicos genera más que desconfianza. “Lo que le puedo decir es que el BCN está manejando a discreción las publicaciones para evitar un descalabro mayor, ni los economistas podemos hacer proyecciones precisas sin los indicadores, claro solo hay inferencia”, dijo Aráuz.

El economista Luis Murillo señaló que desde que inició la crisis han frenado las publicaciones, sobre todo aquellas con comportamiento negativo.

“Es lamentable que no estén los datos de las reservas porque hasta el último dato que ellos dieron había una pérdida de casi quinientos millones de dólares, entonces se desconoce el nivel de velocidad de pérdida que está teniendo y tomando en cuenta que ha caído la cooperación internacional, las inversiones extranjeras directas, se está poniendo en riesgo el flujo de remesas familiares con la nueva normativa, entonces nuestro sistema cambiario se encuentra vulnerable”, dijo Murillo.

Lea: Remesas a Nicaragua crecieron 30.4 millones de dólares en el primer trimestre del 2019

En el más reciente informe de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), se dio a conocer que la falta de información solo provoca que el país esté “caminando a ciegas” y se agrave la incertidumbre nacional.

Hasta el cierre de esta edición, el BCN no había actualizado toda la serie de indicadores antes mencionados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: