Japón abrió camino para construir la carretera a Bluefields al donar $10 millones

Ingenieros civiles explicaron bajo anonimato que el diseño constructivo del tramo carretero es propicio para la zona que es altamente lluviosa

En el proyecto de construcción de la carretera que unió al Pacífico con el Caribe se ocupó a novecientos trabajadores temporales. LA PRENSA/Tomado de el 19 Digital

La carretera que ahora une Bluefields con el Pacífico de Nicaragua en un primer momento se pensó como una vía rural, pero al contemplar la construcción de un puerto de aguas profundas en el Caribe se realizaron ajustes en el diseño para que soportara vehículos de carga.

El tramo carretero, que solo está en la fase de detalles y fue inaugurado el pasado martes de manera simbólica desde el auditorio del Olof Palme, en Managua, garantiza la conexión terrestre en todo tiempo al tener una capa de rodamiento en concreto hidráulico de 18 centímetros de espesor, con una base estabilizada triturada que brinda firmeza pese a que los suelos son húmedos por la cantidad de lluvia.

Ingenieros civiles explicaron bajo anonimato que el diseño constructivo del tramo carretero es propicio para la zona que es altamente lluviosa. Se tomó en cuenta el tema del cambio climático y las inundaciones y por eso se rellenó con un metro de pedraplén antes de colocar el concreto hidráulico que se proyecta para una vida útil de cincuenta años.

Importante cooperación japonesa

Hace cuatro años la carretera a Bluefields era de tierra y en el periodo lluvioso era imposible transitar, pero el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) recibió una donación de diez millones de dólares por parte de la cooperación japonesa para construir una trocha y cuatro puentes.

Carretera a Bluefields

Teniendo aseguradas estas obras se buscó financiamiento internacional, obteniéndolo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco Mundial, que entre los dos sumaban 88 millones de dólares, que luego pasaron a ser 115 millones, el costo final de las obras constructivas.

Mejorará la calidad de vida en San Francisco

San Francisco es un poblado que está ubicado entre Naciones Unidas (Nueva Guinea) y Bluefields y donde antes de que se construyera la carretera era imposible salir bajo lluvia, aunque fuera a lomo de bestia.

Los enfermos tenían que esperar que acampara para poder salir de emergencia o resignarse a morir. Pero ahora es diferente, el proyecto vial les cambió la vida.

Se aplazó la circunvalación

La carretera que empieza en Naciones Unidas y finaliza en Bluefields empezó a ser construida en la administración del ingeniero Pablo Fernando Martínez, pero ante su sorpresiva salida del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) continuó con su sucesor Amadeo Santana.

Al abandonar la cartera estatal, la obra recayó en el ministro actual, general en retiro Oscar Mojica Obregón.
Cuando el proyecto vial estaba a mitad de ejecución, se contempló la construcción de una circunvalación hacia el municipio de Bluefields, pero posteriormente se aplazó.

Todo apunta a que se apuesta a crear un centro de distribución (donde esté la terminal para buses y cabezales) afuera del poblado, al lado de la vía, para no saturar la zona urbana.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: