LA PRENSA está al día con sus impuestos

Documentos oficiales desmienten al tránsfuga diputado orteguista Wilfredo Navarro

LA PRENSA

LA PRENSA/Archivo

El director de LA PRENSA, Jaime Chamorro Cardenal, presentó ayer las solvencias fiscales emitidas por la Dirección General de Ingresos (DGI) y la Alcaldía de Managua, demostrando así que se han cumplido las obligaciones legales, pero aun así el régimen orteguista mantiene retenidos desde hace casi ocho meses los insumos necesarios para la edición impresa del periódico.

De esta forma, se desmintió al diputado orteguista Wilfredo Navarro, quien afirmó en un medio oficialista que los diarios LA PRENSA y El Nuevo Diario se niegan a pagar impuestos, por lo que la DGI les impuso un reparo fiscal (multa).

Esa mentira de Navarro es la que otros funcionarios de la dictadura, como el canciller orteguista Denis Moncada, han repetido para tratar de justificar el bloqueo arbitrario que la Dirección General de Aduanas (DGA) mantiene a los medios de comunicación independientes a quienes no se les entregan los insumos, como el papel y la tinta, que les pertenecen.

“Nosotros no tenemos ninguna obligación pendiente con las instituciones de Gobierno, llamadas DGI o Alcaldía de Managua. Siempre hemos pagado nuestros impuestos en tiempo y forma, de hecho tratamos de pagar los impuestos uno o dos días antes de que se venza el plazo (de ley) para evitarnos problemas con el sistema electrónico”, afirmó Chamorro Cardenal.

El también presidente de Editorial La Prensa refirió que previendo mayores acciones represivas de parte del régimen orteguista contra el Diario LA PRENSA, “no hemos dado margen para que caigamos en un incumplimiento fiscal, porque sabemos que inmediatamente tendremos inspecciones de la DGI”.

Los directivos de la empresa se vieron forzados a reducir el número de páginas de ambos periódicos, LA PRENSA y Hoy, debido a las arbitrarias acciones de la DGA. Las ediciones actualmente en LA PRENSA son de 12 páginas, cuando antes eran de 36 páginas.

Las falsedades de Navarro

Navarro, hoy un orteguista recalcitrante que ha militado en el liberalismo somocista, luego en el liberalismo independiente y posteriormente anduvo con Arnoldo Alemán, acusó falsamente a los diarios LA PRENSA y El Nuevo Diario de violentar la Ley, tratando de defender la censura y las violaciones contra la libertad de prensa e información que sufren los medios y periodistas independientes que denuncian las violaciones a los derechos humanos y la corrupción de la dictadura Ortega-Murillo.

“Lo que pasa es que ellos, amparándose en las exoneraciones que les da la Ley, usaron el papel y otros insumos para hacer negocios a través de sus imprentas comerciales, lo cual es ilegal. La Dirección General de Ingresos les puso un reparo fiscal por eso y no quieren pagarlo. La ley dice que si no pagas los impuestos, estas insolvente y en esa situación no puede haber desaduanaje para nadie, porque no debe haber privilegios para nadie (…). Esa es la verdad, un reparo fiscal que no quieren pagar. Que paguen y que desaduanen su papel y sus insumos”, dijo Navarro en un medio oficialista.

Las solvencias fiscales entregadas por la DGI y la Alcaldía de Managua a Editorial LA PRENSA comprueban que no se debe impuestos y que el mentiroso es el orteguista Navarro.

DGA es quien incumple

Desde el 10 de septiembre pasado, la DGA mantiene secuestrados bobinas de papel, planchas, gomas y reveladores de uso de la rotativa en la que se imprimen los periódicos LA PRENSA y Hoy.

El director general de Aduana, Eddy Francisco Medrano Soto, es quien viola la Constitución y otras leyes al no entregar los insumos a sus dueños, a pesar de que existen dos resoluciones del Tribunal Aduanero y Tributario Administrativo (TATA), que dio lugar a la queja presentada por la empresa.

“Nos tienen retenida la mercadería, que por derecho constitucional tenemos derecho a exoneraciones para la importación de nuestros insumos y materia prima para la impresión del periódico, para cumplir con nuestros valores, que son la justicia y la verdad”, aseveró Chamorro Cardenal.

DGA no entiende razones

E director de LA PRENSA explicó que durante estos casi ocho meses de bloqueo por parte de la DGA, se han presentado todas las declaraciones de las importaciones de las materias primas de uso para la impresión del periódico, así como la resolución a favor extendida por el TATA, pero el personal aduanero no da razón técnica de por qué el secuestro de los insumos.

No cumplen acuerdos con AC

Pese a que en los acuerdos firmados el 29 de marzo, entre la dictadura Ortega Murillo y la opositora Alianza Cívica, se establece que “el Estado debe garantizar el derecho a la importación de papel, maquinaria, equipo, repuestos y refacciones para los medios de comunicación escritos, radiales y televisivos”, la DGA mantiene confiscados los insumos del Grupo Editorial LA PRENSA.

Chamorro refirió que al día siguiente de informarse de los acuerdos, 30 de marzo, se hicieron las gestiones en la DGA pero ahí “nos dijeron que no había orden para entregarnos los insumos” que pertenecen a LA PRENSA.

“A través de nuestros agentes aduaneros hemos seguido cada semana haciendo los trámites, pero hasta la fecha no nos dan respuesta. En la Aduana solo les dicen que todavía no tienen instrucción para la liberación de la mercadería de LA PRENSA”, aseguró.

Chamorro dijo que es de preocupación que la mercadería siga por más tiempo en los almacenes fiscales, por el riesgo de que las bobinas y tinta para la impresión del periódico sufran daños.

LA PRENSA ha pagado más de treinta mil dólares en demora por almacenaje y eso es responsabilidad de la DGA.

Artículo 68 es claro

En su parte conducente el artículo 68 de la Constitución expresa: “…La importación de papel, maquinaria y equipo y refacciones para los medios de comunicación social escritos, radiales y televisivos (…) estarán exentas de toda clase de impuestos municipales, regionales y fiscales. Las leyes tributarias regularán la materia. Los medios de comunicación públicos, corporativos y privados no podrán ser objeto de censura previa. En ningún caso podrán decomisarse, como instrumento o cuerpo del delito, la imprenta o sus accesorios, ni cualquier otro medio o equipo destinado a la difusión del pensamiento”.

Represión contra otros medios

La represión ha silenciado ya a otros medios de comunicación independientes que también han denunciado los crímenes de los paramilitares dirigidos por la Policía Orteguista (PO) contra los ciudadanos que, desde abril del 2018, se alzaron en protestas exigiendo la salida del poder de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

La dictadura ha cerrado varios medios de comunicación críticos —como el canal 100% Noticias—, asaltó y confiscó ilegalmente las oficinas de Confidencia y Esta Semana. Radio Darío, en León, fue quemada por turbas y su propietario Aníbal Toruño está en el exilio.

Además, los periodistas Lucía Pineda, Miguel Mora y Marlon Powel están presos ilegalmente, acusados de terrorismo solo por informar sobre los crímenes contra la población por parte de fuerzas gubernamentales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: