Galería | La Operación Libertad de Venezuela en 9 fotografías

Cintas azules. Tanquetas. Represión. Esperanza. El 30 de abril Venezuela inició una nueva fase. Las nuevas acciones para sacar a Nicolás Maduro del poder llevan el nombre de Operación Libertad.

Los líderes de la oposición venezolana han anunciado “calle sin retorno” hasta que Nicolás Maduro salga del poder. Para ellos, el heredero de Hugo Chávez Frías es un presidente ilegítimo y usurpador. En la foto, un manifestante sostiene un improvisado escudo. Hasta el viernes al menos cinco personas habían muerto en las protestas de Venezuela: tres adolescentes de 14, 15 y 16 años, un hombre de 24 y una mujer de 27 que recibió un disparo en la cabeza cerca de la plaza Altamira, en Caracas.


El color azul distingue a los militares que dieron la espalda a Nicolás Maduro y se unieron a la campaña de Juan Guaidó, reconocido como presidente de Venezuela por más de 50 países. Usan cintas azules a manera de brazalete, alrededor del cuello o para cubrirse la boca. El color fue elegido para representar la lealtad hacia Guaidó y el «cese definitivo de la usurpación» de Maduro. Además es una forma de confrontar al color rojo, históricamente usado por el chavismo. Rojo es el «Estandarte del Comandante Supremo», diseñado por militantes chavistas, una bandera que desde 2014 alza la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela, en honor al fallecido Hugo Chávez Frías.


Se ha llamado a los ciudadanos que participan en la «Operación Libertad» a que también se identifiquen con el color azul, símbolo de que respaldan a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional venezolana. El azul está incluso en las bombas molotov que fabrican los manifestantes. LA PRENSA/ AFP


Los líderes opositores Juan Guaidó (izquierda) y Leopoldo López saludan a sus partidarios. López era, quizás, el preso político más famoso de América Latina. Tras la emisión de una orden de captura, en febrero de 2014 el líder de Voluntad Popular se entregó a la policía venezolana y fue condenado a casi 14 años de prisión por «instigar a la violencia en las protestas de 2014». Estuvo tres años y cinco meses en la cárcel militar de Ramo Verde y en julio de 2017 pasó a prisión domiciliar, donde era custodiado por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). El martes 30 de abril el mundo despertó con la noticia de que el célebre preso político había sido liberado.
LA PRENSA/ AFP


Caracas volvió a convertirse en un escenario de guerra con el inicio de la «Operación Libertad». El régimen lanzó sus tanquetas contra los ciudadanos que exigen la salida de Nicolás Maduro e incluso los ha atropellado.
lA PRENSA/ AFP


Manifestantes se protegen tras lo que parece ser una hielera, ante el avance de efectivos del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (CPNB). Desde 2014, año en que estallaron las primeras protestas contra Nicolás Maduro, la diferencia de fuerzas entre el régimen y la ciudadanía opositora ha sido abismal. De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, solo en el primer trimestre de 2019 en la nación sudamericana se registraron 6,211 protestas y fueron asesinadas 51 personas.  LA PRENSA/ AFP


El Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (CPNB) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) son las principales herramientas utilizadas por el régimen venezolano para reprimir la protesta y la disidencia. En el caso del Sebin, es la «policía política» o «policía secreta» del régimen. Sus operaciones han sido comparadas con las de la KGB en la Unión Soviética y la Gestapo en Alemania. LA PRENSA/ AFP


Ante el alzamiento de militares que se unieron a Juan Guaidó, Nicolás Maduro se hizo rodear de soldados de las fuerzas armadas. Al amanecer del 2 de mayo, desde una base militar en Caracas, llamó al Ejército a «luchar para defender el país». «Soldados de la patria, ha llegado la hora de combatir. Ha llegado la hora de dar un ejemplo a la historia y al mundo», dijo Maduro. En Estados Unidos, el presidente Donald Trump, ha dejado claro que existe la posibilidad de una invasión militar a territorio venezolano. LA PRENSA/ AFP


Ciudadanos venezolanos saludan a los soldados que desertaron de las fuerzas armadas maduristas y ahora portan la cinta azul de Juan Guaidó. Venezuela llega a la Operación Libertad con una inconcebible inflación de 1,623,000 por ciento, según Trading Economics. No hay medicinas. No hay comida. Fallan servicios básicos como la luz eléctrica y el agua potable. La gente está desesperada. LA PRENSA/ AFP

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: