Ataque cibernético contra la libertad

Los ataques cibernéticos son de origen y naturaleza criminal común, pero las dictaduras los utilizan para atacar a medios independientes y críticos e impedir el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa

Una mala consejera, Nicaragua

LA PRENSA ha sido víctima de un descomunal ataque cibernético con el objetivo de sabotear su sitio web, que es la plataforma principal de su servicio informativo a la gran cantidad de lectores que tiene dentro y fuera del país.

Este ataque cibernético masivo es del tipo llamado DDOS, el cual consiste en generar miles de intentos simultáneos de entrada al sitio web del periódico (en este caso 11 mil solicitudes por segundo) para impedir que ingresen los usuarios legítimos y colapsar la plataforma digital del medio. Según los expertos, un ataque como este al periódico es igual a que miles de personas se aglomeren en la puerta de acceso a una tienda, tratando de ingresar todas a la misma vez, con lo cual impiden que entren sus verdaderos clientes.

Don Jaime Chamorro Cardenal, director de LA PRENSA, denunció la criminal agresión cibernética —que significativamente comenzó el viernes 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa— como “un ataque directo a la libertad de prensa y la libertad de expresión”.

Algunas personas esperaban que con motivo de esta celebración mundial el régimen podría dejar en libertad a los periodistas Lucía Pineda y Miguel Mora, y devolver el papel y otros insumos de los periódicos impresos que tiene secuestrados, pero lo que hizo fue mostrar y ratificar su odio e intolerancia a la libertad de expresión con el ataque cibernético DDOS al sitio web de LA PRENSA y el periódico Hoy.

DDOS es la sigla en inglés de Ataque Distribuido de Denegación de Servicio. Se trata de una modalidad de agresión cibernética que consiste en atacar el sitio web con un malicioso tráfico entrante masivo, que lo hace colapsar o reducir al mínimo su velocidad y le impide actualizar las informaciones.

Los ataques cibernéticos son de origen y naturaleza criminal común, pero las dictaduras los utilizan para atacar a medios independientes y críticos e impedir el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa. Irónicamente, la sigla con la que se denomina el ataque cibernético que han sufrido LA PRENSA y el diario Hoy, DDOS, se puede leer también como “De Daniel Ortega Saavedra”.

El surgimiento y desarrollo de las modernas tecnologías de la comunicación han ampliado inmensamente los espacios y oportunidades para el ejercicio de la libertad de expresión y de información. Pero también son utilizadas por las dictaduras y regímenes autoritarios en general para imponer nuevas formas de censura, sabotear medios de comunicación críticos y acosar a periodistas y usuarios.

Sin embargo, los ataques cibernéticos que ha sufrido LA PRENSA (el primero fue en abril del año pasado, en los días del estallido social), demuestran igualmente que la internet es otro espacio de lucha por la libertad. Una lucha que nunca termina, porque los enemigos de la libertad que representan la miseria humana de la sociedad, son tan incansables como pérfidos. No en balde Thomas Jefferson sentenció que el precio que la humanidad debe pagar por la libertad, es la eterna vigilancia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: