Rosario Murillo pretende «reconciliar» a la fuerza con sus “comisiones de paz»

General en retiro, Hugo Torres, dice que esas son estructuras fascistas para vigilar a la población

Comisiones de paz, Rosario Murillo, Policía Orteguista, represión, Nicaragua

La Policía Orteguista es el brazo represor de la dictadura de Ortega Murillo contra la población que ha protestado exigiendo la salida de la pareja presidencial. LA PRENSA/ ARCHIVO/ O. NAVARRETE

La dictadora Rosario Murillo ordenó la conformación de “comisiones de paz, justicia y reconciliación” a nivel nacional, cuyo objetivo para el general en retiro, Hugo Torres es concretar los mecanismos de espionaje y control a la población del régimen orteguista.

“Son mecanismos de control en los barrios, en los caseríos, en los municipios, un control encubierto de una comisión, con supuestos fines beneficiosos, para transmitir de manera dirigida ese discurso paralelo, para vender esa realidad alterna que solo existe en la mente de ellos”, afirmó Torres.

Murillo en su interlocución diaria en los medios oficialistas anunció que las estructuras políticas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, gubernamentales y las alcaldías en los próximos días instalarán las comisiones de “paz” cuya la misión es “garantizar que la tranquilidad que vive el país sea duradera”.

Lea También: Ley de “reconciliación” tiene como fin controlar a las familias nicaragüenses

El régimen de Daniel Ortega y Murillo no reconoce su responsabilidad en la crisis sociopolítica causada por la represión de grupos de choque y paramilitares dirigidos por la Policía Orteguista (PO) contra las manifestaciones ciudadanas, que desde el 18 de abril del 2018, dejan entre 325 y 535 asesinatos, miles de heridos y una serie de crímenes, documentados por organismos de derechos humanos.

Esas comisiones se basan en la “Ley para una cultura de diálogo, reconciliación, seguridad, trabajo y paz”, aprobada en enero pasado por los diputados orteguistas que avala la interferencia partidaria en las familias y las escuelas.

A pesar de que la PO dirige la represión es la encargará de promover “el diálogo” en los barrios, junto a los Consejos del Liberazgo Sandinista (CLS) y los ministerios de Salud, Familia, Educación y de la Juventud, todos responden a los intereses políticos del régimen orteguista.

Lea Además: Policía Orteguista es «garante» de la paz en la ley de «reconciliación»

Lavar imagen de Policía represora

El general en retiro y opositor, Hugo Torres, advirtió que esos son mecanismos de control son de “ribetes fascistas”, donde se busca “tener etiquetados” a los adversarios”, pero también para “querer limpiarle la cara a un cuerpo represor” como es la PO.

“Es parte de la esquizofrenia de este régimen. Imagínese a la Policía que tiene sobre sus espaldas a más de 500 de asesinados en este último año dando charlas sobre el amor y la paz y reconociliación. Parece una película de humor negro”, criticó Torres.

Le Puede Interesar: Alianza Cívica exige al régimen “levantar las brutales sanciones” contra los nicaragüenses