El negocio de la miel en Nicaragua pasa por un momento «amargo»

Entre enero y abril de este año, según el Cetrex, Nicaragua exportó solo 120 toneladas de miel natural, 92.6 toneladas menos comparado con el mismo período de 2018.

Solo el 20 por ciento de la producción de miel se comercializa a nivel nacional, el resto es exportada a diferentes destinos. LAPRENSA/ARCHIVO

Los efectos del cambio climático, aunados al endurecimiento de las exigencias de calidad en los mercados internacionales, están ocasionando este año que el negocio de la miel, que en los últimos años se venía dinamizando, esté perdiendo ímpetu, lo que se refleja en las fuertes caídas que se registran en los ingresos y envíos de este producto, según reflejan cifras preliminares del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Entre enero y abril de este año, según el Cetrex, Nicaragua exportó solo 120 toneladas de miel natural, 92.6 toneladas menos comparado con el mismo período de 2018.

Esto permitió en ingresos 353 mil dólares, inferior a los 890 mil dólares en el mismo lapso del año pasado, lo que implica una merma del sesenta por ciento.

Lars Saquero, gerente general de Ingemann Food Nicaragua, señaló que la reducción en las exportaciones ha sido provocada por una menor producción por efectos del cambio climático y porque los mercados internacionales están más exigentes con los controles de calidad.

“La variabilidad climática ha afectado, el clima no ha sido favorable para la producción de miel este año y por otro lado nos enfrentamos a retos con respecto a calidad, hemos tenido problemas de calidad en la base productiva y eso ha atrasado despachos”, dijo Saquero.

Por su parte Aurora Zeas, gerente de Zeas Apícola, manifestó que aunque hubo una reducción en las exportaciones la producción no ha disminuido, de tal manera que gran parte del producto se está colocando en el mercado local.

“Están comprando menos a nivel internacional porque hay mucha competencia, hay otras mieles entrando y más barata que la de Nicaragua, es el caso de Argentina que está sacando buenas producciones y mucho más barata, entonces lo que no logramos exportar la vendemos en el mercado local y como diversificamos los productos no hemos tenido problemas”, sostuvo Zeas.

El año pasado, pese a la crisis sociopolítica, Nicaragua exportó 546.8 toneladas de miel natural, 178 toneladas más en comparación con el mismo período de 2017.

El año pasado —según los datos más recientes del Cetrex— el aumento en volumen generó 2.26 millones de dólares, cuando en el 2017 se había generado 1.5 millones de dólares, lo que implica un aumento del 46 por ciento.

Falta financiamiento

Además de la reducción en las exportaciones de miel, el sector se enfrenta a la falta de crédito.

Zeas dijo que en este momento el sector necesita financiamiento, porque de lo contrario más adelante la producción sí puede bajar.
“En lo personal eso nos ha afectado, no hay préstamos entonces nosotros tenemos que autofinanciarnos, por eso hemos sido un poco conservadores y hay órdenes que no agarramos por temor a incumplir y quedar mal”, dijo Zeas.

De igual forma Saquero manifestó que la escasez de crédito se ha extendido hasta “los productores, aunque no todos trabajan con financiamiento”.

Producción de miel puede aumentar

El mes pasado el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Guillermo Jacoby, manifestó que en Nicaragua la producción y exportación de miel natural podría aumentar más, sin embargo hace falta asistencia técnica y mayor tecnología.
“Es interesante ver el comportamiento de este producto, realmente Nicaragua tiene un potencial enorme y lo que se necesita es mejorar el conocimiento para que la producción aumente, pero también se necesita una mejor tecnología”, sostuvo Jacoby.

Agregó que también es necesario sacarle provecho a todo lo que producen las abejas.

“Las abejas no solo producen miel, hay otros productos que generan y que tienen un mayor valor en el mercado y no se producen por falta de conocimiento y tecnología”, dijo Jacoby.

Las abejas en las colmenas pueden producir miel natural, polen, propóleo, jalea real, cera y apitoxina (veneno de abejas); todos estos productos son utilizados con fines medicinales, explicó Jacoby.

Alemania, el principal mercado

Actualmente el 80 por ciento de la miel que se produce en Nicaragua es para exportación, el principal mercado es Alemania, seguido por Holanda.

Solo el 20 por ciento de la producción se consume a nivel nacional, aseguran los apicultores. Entre 2017 y 2018 el precio promedio de la miel a nivel internacional rondó entre 3.7 y 4.2 dólares por kilo de miel exportado.

La producción de miel natural inicia en noviembre y termina en mayo, con el inicio del invierno.

La producción de miel ocurre principalmente en León, Boaco, Mateare, Tipitapa, Matagalpa y Jinotega, donde están involucrados más de 1,200 apicultores, un tercio son mujeres.

En los últimos años, los apicultores han tenido que lidiar con la deforestación, las malas prácticas agrícolas, así como el cambio climático, que ha provocado sequía y vientos, que son enemigos de las abejas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: