Cuba raciona productos y alimentos supuestamente para evitar «acaparamiento»

Productos como huevo, aceite, pollo congelado, arroz, frijoles, salchichas y chícharos, así como jabones, detergentes y pasta dental, serán afectados por esta medida, ya en vigor en varias localidades del país

huevos

Los cubanos tienen acceso a una canasta básica de alimentos a precios subsidiados, a través de una cartilla de racionamiento conocida como «la libreta». LA PRENSA/Pexels

Tras varios meses de desabastecimiento de productos en el mercado local, las autoridades cubanas anunciaron este viernes la venta racionada de varios de ellos, principalmente alimentos, para evitar acaparamiento y garantizar mayor acceso, dijo el gobierno.

«Regular el producto es vender cantidades limitadas, que permitan (…) que haya una equidad en la distribución, que (…) pueda acceder mayor cantidad de personas al producto, y también para evitar el acaparamiento, que es un flagelo con el cual estamos conviviendo», dijo la ministra de Comercio Exterior, Betsy Díaz, a la TV local.

Lea además: Por qué Cuba está en el centro de un conflicto entre Estados Unidos y la Unión Europea

Las autoridades han explicado la situación de desabastecimiento a partir de una crisis de liquidez financiera del país, que acumuló una deuda comercial de 1,500 millones de dólares con proveedores a fines del año pasado, así como por el recrudecimiento del embargo estadounidense que complica operaciones comerciales.

Productos como huevo, aceite, pollo congelado, arroz, frijoles, salchichas y chícharos, así como jabones, detergentes y pasta dental, serán afectados por esta medida, ya en vigor en varias localidades del país. En el caso del pollo congelado, la venta liberada será limitada a cinco kilogramos por persona en cada compra.

Puede leer: Cómo Trump pasó del desinterés por América Latina a “una política de castigos y amenazas”

La ministra Díaz precisó que esto se debe a que dependen «de importaciones que vienen de Estados Unidos y eso ha hecho que se haya tenido que buscar alternativas para poder asegurar el producto en el mercado».

Los cubanos tienen acceso a una canasta básica de alimentos a precios subsidiados, a través de una cartilla de racionamiento conocida como «la libreta», que los propios ciudadanos consideran insuficiente. Otros productos se venden fuera de esa cartilla, a precios regulados pero mayores, en la cadena estatal de mercados «Ideal». Son estos los que sufren las nuevas regulaciones anunciadas.

Una tercera vía de compra son los supermercados estatales en divisas, con precios más altos, donde también se han registrado desabastecimientos y largas filas de personas para adquirirlos. Allí también hay restricciones.

También: Estados Unidos fustiga presencia de Rusia en Nicaragua, Cuba y Venezuela

En los mercados «Ideal» la venta de arroz se limitará a 7kg por operación mientras los frijoles a 2.2kg. El despacho de detergente se limitará a una botella por persona, un tubo de crema dental, 2 pastillas de jabón de lavar y tres de tocador.

La salchicha entra a los productos por la «libreta» y su cantidad de venta dependerá del numero de integrantes del núcleo familiar. Las restricciones también se aplicarán en los restaurantes privados, informó el telediario, sin adelantar detalles.

A principios de abril, el líder del gobernante Partido Comunista cubano (PCC), Raúl Castro, descartó que el país esté cerca de una crisis económica similar a la que atravesó en la década de 1990, pero pidió a los ciudadanos prepararse para tiempos difíciles, en medio del cerco impuesto por Estados Unidos.

El denominado «Periodo Especial» se desató a partir del derrumbe del campo socialista. Cuba perdió casi todos sus vínculos económicos externos, el PIB cayó casi en un 35% de 1989 a 1993.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: