Jóvenes autoconvocados protestan, pese a la presencia policial, en la catedral de Managua

Desde horas de la mañana las instalaciones de la catedral estaba sitiada por decenas de policías orteguistas. El ejercito de policías armado con AK-47 son dirigido por el comisionado general orteguista, Juan Valle Valle

A la protesta de los jóvenes también se unieron adultos mayores. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

Un grupo de jóvenes protestan en el terreno de la Catedral Metropolitana de Managua, pese a la presencia de la Policía Orteguista en todos los puntos cardinales de la iglesia. Al plantón se sumaron adultos mayores, «tenemos que apoyar a nuestros jóvenes», dijeron.

Los participantes dicen que le exigen al régimen de Daniel Ortega la libertad de todos los presos políticos. «Viva Nicaragua libre», «¿Cuál es la ruta?», «El que no brinque es sapo», gritan los autoconvocados, quienes también entonan las notas del Himno Nacional.

Los jóvenes piden justicia para todas las personas asesinadas por la Policía Orteguista. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

«Resistencia 19 de abril», grita uno de los participantes, ¡Presente!, contestan los otros, agregando que «las sanciones vienen y nadie las detiene».

Este grupo portan en sus manos la bandera de Nicaragua y todos hacen ruido sonando uno de los portones de la catedral. «Pedimos al pueblo de Nicaragua que nos apoye, no creemos en las palabras del dictador, los queremos fuera de Nicaragua», dijo una manifestante, agregó que la Alianza Cívica tiene que velar por el bienestar del pueblo.

La bandera de Nicaragua nunca falta en las protestas. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRTE

De su interés: Policía Orteguista militariza todas las entradas de la Catedral Metropolitana de Managua

Desde horas de la mañana las instalaciones de la catedral estaba sitiada por decenas de policías orteguistas. El ejercito de policías armado con AK-47 y que se movilizan con camionetas y motos es dirigido por el comisionado general orteguista, Juan Valle Valle, quien también anda armado como que tal va a dirigir un enfrentamiento bélico.

El 18 de abril pasado se cumplió un año que  Nicaragua vio sorprendida cómo los universitarios salieron a las calles a protestar con valentía, marcando un punto de inflexión en el país, un acontecimiento épico en la historia reciente, una efervescencia que contagió a otros sectores de la sociedad y que dio inicio a la rebelión de abril.

Lea aquí: Así comenzó la rebelión cívica en Nicaragua

El régimen de Daniel Ortega mando a reprimir todas las protestas. Los datos de la represión son escalofriantes: Más de quinientos asesinados, setecientos presos políticos, miles de heridos…

Ya les quitaron todo, hasta el miedo, dicen los manifestantes. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: