Ganado de Carazo afectado por la sequía

Los ganaderos y productores esperan que el invierno sea bueno para mejorar la situación de los ríos, como el de la comunidad de Tecomapa, en Diriamba, que está seco

Producto de las altas temperaturas, poca agua y escasez de pasto, el ganado en el departamento de Carazo, se encuentra bajo de peso.

Algunos semovientes por la deshidratación y falta de nutrientes, han tenido que ser sacrificados por sus dueños, porque una vez que se echan, no logran levantarse.

William Serrano Calderón, presidente de la Cooperativa de Proyectos Agropecuarios de Diriamba (Coopad), explicó que la sequía ha contribuido a que el ganado sufra en esta época de verano donde se reportan fuertes temperaturas.

“Aquí se han dado caso de vacas que han parido y han muerto, porque no tienen la suficiente fuerza para sostenerse. Uno de los problemas es la parte alimenticia, hay algunos finqueros que tienen suficiente comida, pero tienen poco ganado, pero la mayor parte de los productores están en una etapa crítica por la falta de alimento para el ganado”, dijo Serrano.

Guillermo Aguirre de la comarca Santiago Flores de Diriamba, tiene a cargo un pequeño ganado y para alimentarlo tiene que estar comprando continuamente pacas de zacate que le cuestan 60 córdobas. Las reses que cuida lucen delgadas y dice que es por la falta de pasto. Un solo animal llega a consumir más de dos pacas de zacate al día.

La poca leche que generan las vacas, Aguirre afirma que es para el consumo de la familia y de los terneros y que no le da para comercializarla.

Don Jacinto López, es otro agricultor y pequeño ganadero, pero del barrio Pedro Joaquín Chamorro de Diriamba. Él cuenta que a sus animales los ha mantenido con semolina, melaza, guate de maíz y pasto taiwán que cosecha en su finca.

A pesar de mantener alimentado a su ganado, le preocupa que no suban de peso, porque le generan poca leche. Un bidón de melaza en el mercado cuesta 150 córdobas.

LA PRENSA/MYNOR GARCÍA

Ríos secos y pozos con poca agua

En la comunidad de Tecomapa en Diriamba, Serrano Calderón, asegura que el río de esa zona, está seco y que el ganado ha perecido de sed. “Ahora el ganado tiene que caminar grandes espacios para poder conseguir el agua”, dijo.

Expuso que en las comarcas de El Guabillo y El Ojo de agua también en Diriamba en época de verano, por la poca vegetación, ha sido común que las vertientes de agua se sequen o que bajen su caudal, lo cual perjudica al ganado y a los pobladores de esa zona que no cuentan con agua potable.

Señaló que los pozos en esas localidades, han bajado también su nivel de agua y que eso ha venido a agudizar más la situación. “Alguien me decía que había un pozo que tenía como dos cuartas de agua, entonces ese es un problema para el ganado, porque tiene que caminar grandes distancias y eso más bien los agota y los debilita”.

Los pobladores de las comunidades de Amayito, San Juan, San Antonio, Santa Rosa, San Isidro, Barranco Bayo y Río la Flor, se han visto también afectados con la crianza de sus animales por las bombas de agua que están instaladas en los ríos y que usan los productores para regar los cultivos de caña y melones.

Desde marzo, comenta Serrano, se ha venido sintiendo el efecto de cambio climático en las zonas más secas del departamento y como secuencia trajo consigo una disminución en el precio del ganado.

LA PRENSA/MYNOR GARCÍA

Reses más baratas

Una vaca que el año pasado costaba 25 mil córdobas, según el presidente de la Coopad, con los problemas sociopolíticos que hay en el país y el bajo peso del semoviente, ahora se halla en menos de 15 mil córdobas. La producción de leche, asegura que asimismo ha disminuido considerablemente.

Los equinos, han sido también víctima de la sequía y por la falta de pasto, “hay un dato corroborado en Tecomapa que una yegua se murió por problemas de alimentación, estaba delgada y parida”, señaló Serrano.

El único apoyo que han recibido los productores y pequeños ganaderos de la región de parte del gobierno de Ortega, han sido capacitaciones de la siembra de primera. Sus mayores deseos en estos momentos, es que pronto llueva.

La Trinidad, Santa Lucía, La Boquita, Casares, Tupilapa, Tecomapa, Los Encuentros, El Jobo Dulce y La Trinidad, son otras de las comunidades afectadas por la falta de lluvia en Diriamba. En Jinotepe, están: Huehuete, Las Cañas, Aragón, Los Encuentros, entre otras.