Universitarios en campaña contra UNEN y CUUN, brazos represivos del orteguismo

Estudiantes rechazan el reciente nombramiento de Carlos Ricardo Reyes Rivera, presidente del CUUN, como el nuevo dirigente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Centroamérica y el Caribe

Miembros de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN). LA PRENSA/O.NAVARRETE

Los diferentes colectivos universitarios del país realizan una campaña de rechazo en contra de la Unión de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) y el Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) por ser uno de los brazos represivos del régimen orteguista.

Además rechazan el reciente nombramiento de Carlos Ricardo Reyes Rivera, presidente del CUUN, como el nuevo dirigente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Centroamérica y el Caribe (FEUCA), por ser uno de los involucrados de las violaciones a la autonomía universitaria.

“No reconocemos la participación del CUUN y UNEN en ninguno espacio internacional puesto que no nos representan, por el contrario obedecen a los intereses de un partido político genocida”, dijo Luis Quiroz, estudiante excarcelado y miembro de Movimiento Estudiantil 19 de abril de la UNAN-León.

«Fuera UNEN», «Fuera CUUN», «UNEN no me representa» son algunos lemas de la campaña de los universitarios.

Lee: El poder de UNEN en las universidades públicas de Nicaragua

Estudiantes de la UNAN-León durante las protestas por la autonomía universitaria. LA PRENSA/ARCHIVO

Recientemente la UNEN y el CUUN participaron en un congreso de la FEUCA, en Guatemala, para tratar temas de la región y elegir la presidencia. Sin embargo, los universitarios denunciaron que fue un “proceso viciado” con arreglos políticos de por medio.

“Son movimientos lo que ellos están haciendo de cara a desprestigiar a los movimientos alternativos de Nicaragua, están tratando de buscar todo tipo de espacio en donde nosotros no tengamos la oportunidad de denunciar lo que está pasando en el país”, manifestó Quiroz.

La UNEN y el CUUN han sido politizados desde que el gobierno de Daniel Ortega llegó al poder en el 2007. Desde entonces los universitarios han denunciado la corrupción que se maneja entre esos grupos.

“Nos vemos en la obligación de denunciar al CUUN y la UNEN que siguen usurpando estos espacios estudiantiles porque ellos ya no representan al grupo estudiantil sino representan a un partido político”, afirmó Quiroz.

Juego sucio

El congreso de Federación de Estudiantes Universitarios de Centroamérica y el Caribe se realizó en Guatemala para elegir al nuevo presidente. La delegación de cada país llevaba como máximo a 12 representantes, sin embargo, la UNEN y CUUN llevaron un total de 28 personas.

«La mayoría de la participación fueron de movimientos alineados al CUUN y UNEN al que deliberadamente eligieron a Reyes como presidente», denunció Luis Quiroz, estudiante de cuarto año de Comunicación Social.

Luis Andino Paiz, presidente de UNEN Nacional, junto al comandante Daniel Ortega. LaPrensa/Cortesía

Lea también: Los “eternos” dirigentes estudiantiles

Por su parte, Joel Herrera, miembro de Acción Universitaria, expresó que el número de representantes fue «inverosímil», pero con el propósito de asegurar la presidencia.

«La comisión de Costa Rica eran once (personas) y la de Guatemala eran solo cinco. Es totalmente inverosímil la cantidad de personas que trajeron», declaró Herrera.

El grupo de Nicaragua tenía representantes de las unirvesidades UNA, UNI, UNAN-Managua, UNAN-León y de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN).

«Es una vergüenza»

Al respecto, el catedrático Ernesto Medina afirmó que es una «vergüenza» que la FEUCA  haya dado espacio al CUUN para tomar la presidencia, cuando existen denuncias de que el CUUN ha sido cómplice de la dictadura de Daniel Ortega.

«Es una vergüenza para el movimiento estudiantil centroamericano, que históricamente siempre ha estado al lado de la lucha popular y reivindicación de los pueblos, ahora están haciendo coro a la corrupción y al atraso político», refirió Medina sobre el nuevo nombramiento del presidente de la CUUN.

El educador lamentó que la federación regional estudiantil esté cayendo «en manos de una organización mafiosa» y  que el panorama centroamericano esté en un «crisis profunda».

«La elección (del CUUN) como FEUCA es una ratificación que el movimiento estudiantil de Centroamérica está pasando por una crisis profunda y están alineándose con la represión y masacre», agregó.

Medina señaló que para se restablezca la democracia y la autonomía universitaria debe haber una reforma a la Ley 89, Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior.

«Si lo que queremos es que permanezca la democracia y que todos los sectores estén representados, yo creo que lo que cabe es una reforma a la ley de autonomía universitaria donde se le quite a la UNEN el monopolio que tiene ahora», manifestó Medina.

Delegaciones apoyan a estudiantes nicaragüenses

Durante el congreso, la delegación de Honduras, Guatemala y Costa Rica se unieron a las denuncias de los movimientos estudiantiles nicaragüenses, y como apoyo, se levantaron de la mesa donde se realizaba el quorum.

Las delegaciones expresaron que desconocían como autoridad a la UNEN y al CUUN.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: