ONU y Meseni ven más represión de la dictadura Ortega-Murillo

Ambos organismos lamentaron en sus respectivos informes del mes de abril la represión gubernamental que se vive aún en Nicaragua, así como las reiteradas prácticas contra los derechos humanos de los manifestantes

suicidios

LAPRENSA/CORTESÍA

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) lamentaron en sus respectivos informes del mes de abril, dado a conocer este fin de semana, la represión gubernamental que se vive aún en Nicaragua, así como las reiteradas prácticas contra los derechos humanos contra aquellas personas que están en contra de la administración de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“Entre el 17 y el 20 de abril, con motivo del primer aniversario del inicio de las protestas sociales y políticas, varias movilizaciones tuvieron lugar en las calles, y los manifestantes se unieron a las procesiones de Semana Santa en Managua y otras ciudades principales, a pesar de la prohibición de realizar manifestaciones emitida por la Policía Nacional, y del importante despliegue policial”.

“En este contexto, se reportaron nuevos patrones de violaciones de derechos humanos: en diferentes ciudades, la policía arrestó a manifestantes, algunos de los cuales fueron presuntamente golpeados y amenazados, y, al cabo de unas horas, se los puso en libertad, sin haberlos trasladado a un centro de detención”, dice el informe de Naciones Unidas.

Lea también: CIDH denuncia tercera fase de represión “más cruda” en Nicaragua

Además, el documento revela cómo los medios de propaganda del régimen de Daniel Ortega estigmatizan a los defensores de derechos humanos, en este caso a miembros del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh) de supuestamente manipular a sobrevivientes de la familia calcinada en el barrio Carlos Marx, de Managua.

“Son prácticas que refuerzan el patrón de denigración, estigmatización y amenazas contra defensores de derechos humanos y los líderes sociales”, detalla el informe de Naciones Unidas.

También, el documento, recuerda que el 15 de mayo, la situación de los derechos humanos en Nicaragua será revisada por tercera vez, en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos.

Asimismo, el informe de Naciones Unidas lamenta que el régimen orteguista no esté honrando los acuerdos alcanzados en la mesa de negociaciones con la Alianza Cívica, “lo que socava la posibilidad de establecer un verdadero diálogo inclusivo”.

Informe del Meseni

En tanto, el Meseni en su informe de abril denuncia el estado policial que la dictadura de Daniel Ortega ha impuesto a la población en Nicaragua, vulnerando sus derechos constitucionales, entre estos, violentando el derecho ciudadano a la libre manifestación pacífica, que ha sido criminalizada por la Policía de Daniel Ortega.

También lea: Persecución del régimen de Daniel Ortega llega a los hospitales nicaragüenses

“Entre los principales aspectos de preocupación registrados se encuentra la prohibición de la realización de protestas sociales y manifestaciones públicas, continuación de detenciones arbitrarias, represión de las personas que permanecen privadas de su libertad, falta de garantías de seguridad para el retorno de las personas exiliadas, persistencia de la impunidad de las graves violaciones a los derechos documentadas por la CIDH”, criticó el Meseni en su documento.

ONU reitera respeto a libertades

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos hizo otras recomendaciones la régimen, respecto a los derechos humanos y la independencia de poderes del Estado.

“Es oportuno recordar las siguientes recomendaciones: “adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la separación de poderes y la debida independencia del poder judicial a fin de asegurar el derecho a un proceso libre e imparcial”; “velar por que los miembros de la oposición política, las organizaciones de la sociedad civil y los periodistas puedan expresar libremente sus juicios y opiniones, en particular garantizando su derecho a la libertad de reunión”; y “garantizar el derecho a la libertad de reunión y de asociación”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: