Mauricio Funes y su hijo devengan jugosos salarios de Cancillería de Nicaragua

El expresidente de El Salvador y prófugo de la justicia en su país, Mauricio Funes Cartagena, y su hijo Diego Roberto Funes Cañas reciben salarios de más de cuarenta mil córdobas como asesores

El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele y el expresidente Mauricio Funes. LA PRENSA/ARCHIVO

El expresidente de El Salvador y prófugo de la justicia en su país, Mauricio Funes Cartagena, y su hijo Diego Roberto Funes Cañas no solo están exiliados en Nicaragua, sino que también reciben salarios de más de cuarenta mil córdobas como asesores del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua.

Funes Cartagena confirmó esta información en su Twitter y no negó que reciba un salario de 90,080 córdobas mensuales desde septiembre de 2017, según una publicación de Confidencial.

Si el exmandatario está empleado desde septiembre de 2017 en la Cancillería de Nicaragua, como precisa la publicación de Confidencial, Funes Cartagena ha recibido, solo en salario, 1,891,680 córdobas, sin contar el aguinaldo y otras regalías.

Le puede interesar: Nayib Bukele rememora el pasado oscuro de destrucción de un país del FSLN

En el caso de su hijo, Funes Cañas recibe un salario bruto de 47,250 córdobas como empleado de la Cancillería de Nicaragua.

Incluso el salario de Funes Cañas está por encima de la paga promedio que recibe un trabajador del Estado que, según datos del Banco Central de Nicaragua, hasta febrero de este año se situó en 11,761.2 córdobas.

Colilla de pago de Diego Roberto Funes Cañas, registrado en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social de Nicaragua como empleado de la Cancillería. LA PRENSA/TOMADO DE TWITTER

Presidente electo de El Salvador revela información

La información de Funes Cañas fue revelada el domingo pasado por el presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, en su cuenta de Twitter.

Aunque parezca irónico, el propio Funes Cartagena provocó que se conociera la información sobre su hijo, porque la publicación de Bukele fue en respuesta a las críticas que el exmandatario estaba haciendo a la canciller designada para el próximo gobierno salvadoreño, Alexandra Hill Tinoco.

Funes Cartagena la llamó “sumisa a los intereses de Estados Unidos” y la acusó de “justificar los insultos de (Donald) Trump”, presidente de Estados Unidos.

Lea también: Mauricio Funes, expresidente salvadoreño asilado en Nicaragua, en beligerante defensa de Daniel Ortega

“Me imagino que cuando Mauricio Funes Cartagena critica las amplias credenciales de nuestra Canciller, es porque su hijo Diego Funes, quien trabaja en la Cancillería Nicaragüense, ha de haber sido contratado por pura meritocracia”, publicó Bukele en Twitter, a la par de los documentos de Funes hijo.

Bukele también criticó que se le pague un salario tan alto al “hijo de un prófugo de la justicia” en un país que tiene “tantas necesidades”.

“47,000 córdobas al mes, de un pueblo con tantas necesidades, a un prófugo de la justicia, hijo de otro prófugo de la justicia. Sí claro, meritocracia le dicen. Disfruta el whiskey Wicho, te quedan 118 días”, expresó Bukele en otra publicación.

Diego Roberto Funes Cañas, hijo del expresidente Mauricio Funes, es acusado junto a su padre por la Fiscalía de El Salvador de enriquecimiento ilícito. Esta es su cédula de residencia en Nicaragua. LA PRENSA/TOMADO DE TWITTER

Defiende a su hijo

Funes defendió a su vástago y dejó entrever que sería mejor canciller que Alexandra Hill.

“Estoy seguro que mi hijo conoce más del área que Alejandra Hill y jamás cometería el desatino de justificar los insultos de Trump al país”, expresó el exmandatario salvadoreño.


Asimismo, el expresidente contestó que “Nayib en lugar de ocuparse de los salarios en Nicaragua debería estar trabajando en una tabla de salario mínimo para El Salvador”.

Lea: Canciller Denis Moncada “mudo” y “sordo” sobre jugoso salario a hijo de Mauricio Funes

El último tuit sobre este tema que publicó este lunes el exmandatario, fue para confirmar que trabaja para el régimen de Daniel Ortega.

Justicia salvadoreña lo requiere

“No soy prófugo. Soy perseguido de la justicia. ¿Y cuál es el problema de trabajar en otro país que me ofrece una consultoría a partir de mi experiencia como Presidente de la República? Peor sería que estuviera viviendo del narcotráfico o de dineros de la corrupción como otros…”, aseveró Funes.

Sin embargo, el detalle de la planilla del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que se filtró a los medios de comunicación, demuestra que Funes Cartagena es trabajador permanente del Ministerio de Asuntos Exteriores y depende directamente del canciller de la República, Denis Moncada Colindres.

Además: Fiscalía de El Salvador decomisa 61 propiedades vinculadas al expresidente Mauricio Funes

Moncada Colindres, el jefe oficial de los Funes, no respondió ante los cuestionamientos de LA PRENSA sobre este tema ayer en la mañana, cuando entraba al Incae, para las reuniones con los opositores.

El canciller caminó apresurado, rodeado de los otros delegados del régimen, que acuerparon al funcionario, uno de los cuales empujó a la periodista de LA PRENSA Lucía Navas en un intento por silenciar la pregunta.

Prófugos de la justicia

El dictador Daniel Ortega otorgó asilo político al expresidente Mauricio Funes Cartagena (2009-2014) en septiembre de 2016, beneficio del que también gozan su pareja Ada Mitchell Guzmán Siguenza y sus tres hijos de 34, 24 y cuatro años de edad. Funes es demandado por la justicia de su país por diferentes acusaciones, entre estas lavado de dinero.
La Fiscalía de su país lo acusa de malversar 3.5 millones de dólares de dinero estatal en empresas fachadas en El Salvador, Panamá, Suiza, Islas Marshall y Curazao.

Lea: Régimen de Daniel Ortega no extraditará a expresidente salvadoreño Mauricio Funes

También es acusado del desvío de 351 millones de dólares durante su gestión.

Mientras que su hijo Diego Roberto Funes Cañas es acusado de enriquecimiento ilícito, según los medios de comunicación salvadoreños. La Fiscalía acusa a Funes Cañas de haber utilizado 376,777 dólares de fondos públicos para su recreación, “viajes de placer”, pagos de tarjetas de crédito, todo durante el período presidencial de su padre.

Los tribunales salvadoreños emitieron una alerta roja de búsqueda y detención contra el expresidente salvadoreño, pero la Interpol la ha negado en dos ocasiones.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: