Programas integrales y conciencia ciudadana evitaría problemas de inundaciones en el país, dice experto

Con el inicio del invierno, que se prevé que se establezca en la última semana de mayo, Nicaragua volverá a sufrir los estragos de las inundaciones mientras no se realice un intenso estudio de las causas y no se trabaje en programas integrales que involucren a la sociedad.

inundaciones,

LLuvia hace desbordar los cauces en los diferentes puntos de la capital. LA PRENSA /ARCHIVO

Con el inicio del invierno, que se prevé que se establezca en la última semana de mayo, Nicaragua volverá a sufrir los estragos de las inundaciones mientras no se realice un intenso estudio de las causas y no se trabaje en programas integrales que involucren a la sociedad.

Así lo explicó Abdel García, oficial de Cambio Climático del Centro Humboldt, quien argumentó que las amenazas de la temporada lluviosa no están vinculadas meramente a los fenómenos naturales.

«El problema de la amenaza no está vinculada estrechamente al fenómeno natural, lo que hace realmente extenderse y ser totalmente dañina es que hay demasiada vulnerabilidad en las viviendas y familias. Desde que no podés manejar la basura, planificar en la ciudad y atender los drenajes, ahí tenés problemas de causa y eso no tiene que ver con el clima ni la lluvia», manifestó.

Lee: Fenómeno de El Niño será débil, pero productores no podrán aprovechar el buen clima para sembrar

El especialista indicó que a pesar de que se conocen cuáles son las problemáticas de cada temporada -por ejemplo en verano los incendios forestales y en invierno las inundaciones- no se desarrollan programas que erradiquen de una vez dicho problema sino que se trabaja en la «inmediatez».

«Vemos que el país está expuesto todo el año a diferentes fenómenos simultáneos. Viene la temporada de inundaciones y venimos diciendo que si el problema de nosotros es la lluvia intensa, pero, desaparece la lluvia y vuelve aparecer con otra intensidad dentro de 15 días, ya nosotros no nos luce estar dejando correr todo el agua», expresó García.

También: El régimen orteguista es el más depredador de los bosques de Nicaragua, señalan ambientalistas

Y agregó: «El país no puede reaccionar reactivamente a lo que le viene. No es que venga la temporada de lluvia y voy sacar el plan para limpiar los cauces, esa mentalidad de inmediatez no ayuda a que haya una visión integral de todo el asunto y ver cómo interactuar y cómo atender varios fenómenos con una sola acción».

Educar y concienciar a los nicaragüenses

Ante esta situación, Abdel García declaró que el país no está preparado para tratar estos problemas recurrentes puesto que «no tenemos muy interiorizado el tema, y aunque lo tuviéramos, no hacemos el debido análisis de cuántos fenómenos son, cuál es la diversidad a los que enfrentamos y cómo preventivamente evitar esto».

«La inundación en algún lugar se da porque hay una acción antrópica que exacerba el impacto, si los cauces estuvieran limpio, si la gente no los ensuciara, si el sistema de drenaje de las ciudades se remodernizara y ordenara a lo mejor podemos manejar las inundaciones», enfatizó.

García expuso que una medida a tomar es que se capacite a la población de manera que se «genere habilidades», y que estas crean conciencia entre ellos mismos.

«Nos interesa que la gente se involucre más, entienda más y tome conciencia a partir de su involucramiento. Si es cierto que se necesita más capacitaciones, más formación pero no en las aulas o encerrado en cuatro paredes. Es un tipo de información que genere habilidades en la gente», detalló.

El experto del Centro Humboldt hizo un llamado al gobierno para que realice estudios en todo el territorio nacional y se evite cada año los desastres a lo que están expuestos los nicaragüenses.

«Las causas necesitan información, estudio del territorio, y decisiones políticas políticas y financieras y coercitivas para que funcionen. Cada lugar amerita un estudio específico de qué es lo que está pasando con el comportamiento del clima. Rivas tiende a inundarse en los últimos años. Eso amerita un estudio e ir allá a informar a la gente y tratar que la misma gente logre entender eso, que se involucre en investigar e interpretar que lo que está pasando».

Para García, los desafíos siempre son los mismos, pero la situación en el país va «peor». «Si nosotros analizáramos la ciudad y pudiéramos ver los drenajes de una forma más estudiada, qué es lo que podemos hacer, encontramos que la solución no es cada año poner unos camiones a sacar basura, eso no va a resolver el problema de la causa», recalcó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: