Negativa de Ortega de firmar un acuerdo político tiene a economía en creciente bancarrota

Informe de Funides revela que la economía está en creciente deterioro mientras el régimen se escuda todos los días en comunicados para evitar una salida política a la crisis actual

Los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo. Tomada de El 19 Digital

Las actividades económicas, las exportaciones, las importaciones y la recaudación fiscal se encuentran en los primeros meses de este año cuesta abajo, siendo las remesas el único y último motor de la economía que aún está en positivo.

El informe de coyuntura publicado ayer por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) —con base a cifras del Banco Central— describe un panorama desalentador en los primeros tres meses de este año, que apunta a agravarse en los próximos meses por la falta de salida a la crisis política actual.

La situación apunta a ser más pesimista debido a que la inflación —que suele erosionar el poder adquisitivo— se prevé que al término de este año se ubique entre 6.4 y 7.9 por ciento, superior al 3.89 por ciento del año pasado.

Lea además: Funides advierte que habrá entre 66,000 y 98,000 nuevos desempleados este año

“El menor nivel de actividad económica se ha traducido en un deterioro de las finanzas públicas, y ha obligado al Gobierno a impulsar reformas fiscales de índole recaudatoria. En paralelo, la incertidumbre que ocasiona el contexto actual y el menor dinamismo en la actividad económica continúan influyendo en la disminución de los depósitos del sistema bancario (aunque a menor ritmo), principalmente en los depósitos a plazo”, se explica en el reporte de Funides.

Caen actividades económicas

Ese deterioro económico se ve reflejado en la contracción del Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE), que acumula una caída de 6.6 por ciento a febrero.

Solo en febrero la contracción de la actividad económica se ubicó en 7.5 por ciento, siendo los sectores más golpeados: hoteles y restaurantes, construcción, comercio, intermediación financiera y transporte y comunicaciones.

Menos empleo formal y comercio exterior

Estas contracciones provocaron destrucción de empleos formales en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), con una merma en febrero de 16.5 por ciento y una disminución de 149,049 afiliados respecto a igual mes del año pasado.

En el primer bimestre también se registró una caída en las importaciones de 208 millones de dólares respecto a igual periodo del año pasado, debido a una merma en el consumo interno.

Puede leer: Régimen orteguista revela un grave retroceso del empleo en Nicaragua

Los ingresos por exportaciones cayeron 18 millones de dólares. Las cifras preliminares del Centro de Trámites de las Exportaciones revelan que hasta abril los ingresos por envíos al exterior seguían en el terreno negativo.

“Las perspectivas de los precios de las exportaciones nicaragüenses están ligeramente hacia el alza. Los principales productos de exportación observaron un descenso de sus correspondientes precios internacionales en 2018 y las proyecciones indican que los mismos aumentarán levemente durante 2019. Pese a esto, los menores rendimientos esperados de algunos productos de exportación resultado de la disminución del financiamiento a la producción en el país, en particular para el café, sugieren que puede haber una contracción en el valor exportado por efecto de volumen durante 2019”, indica Funides.

Se reducen depósitos y créditos bancarios

También la crisis económica que persiste en el primer trimestre de este año continúa golpeando el sistema financiero nacional. Entre el 31 de marzo de 2018 y el 31 de marzo de 2019, los depósitos del sistema bancario disminuyeron el equivalente a 1,724 millones de dólares, lo que representa una reducción de 31 por ciento.

Además esta crisis en los depósitos ha afectado la entrega de préstamos, que en marzo tuvo una caída de 19.9 por ciento en comparación con el mismo lapso del año anterior.

También: Gobierno admite más desempleo y pobreza por crisis en Nicaragua

PIB caerá hasta 10.9 %

Funides reiteró “que el deterioro socioeconómico no puede revertirse con medidas económicas porque su origen radica en la crisis política y socioeconómica que vive el país”.

Es por ello que mantiene que el Producto Interno Bruto este año se reducirá entre 7.3 y 10.9 por ciento.

Mayoría de envíos vienen de EE. UU.

Mientras la gran mayoría de la economía se encuentra en negativo, solo los ingresos por remesas seguían en crecimiento y dando oxígeno a los hogares nicaragüenses, golpeados por el desempleo y el incremento de precios.

Además: Intransigencia de Daniel Ortega tiene al borde de la pobreza a 1.3 millones de nicas

“Las remesas familiares sumaron 384 millones de dólares (12 por ciento del PIB) acumuladas durante el primer trimestre de 2019. Esto representó un crecimiento de 8.6 por ciento en comparación al mismo período de 2018”, según Funides.

Del total de remesas entre enero y marzo, los principales países emisores fueron Estados Unidos (55 por ciento), Costa Rica (19 por ciento) y España (13 por ciento).