Moody’s: reforma fiscal atizará la deuda pública

Según el informe de ejecución presupuestaria hasta marzo de este año y pese a la reforma tributaria que puso en vigencia el 28 de febrero, los ingresos fiscales acumulaban una caída de 12.3 por ciento

Para este año se prevé que la crisis política provoque que la economía caiga hasta cinco por ciento, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional. LAPRENSA/ARCHIVO

La calificadora de riesgo Moody’s Investors Service afirmó que la reciente reforma a la Ley de Concertación Tributaria lejos de mejorar las finanzas públicas va a socavar la economía nacional, lo que presionará la deuda pública.

“El gobierno aprobó una reforma fiscal que entró en vigor en marzo. La reforma aumentó los impuestos sobre la renta, el valor agregado y el consumo, esta reforma fiscal probablemente exacerbará la contracción económica y pesarán sobre los ingresos del gobierno”, lo que presionará la deuda del gobierno, según la agencia en su último reporte de abril.

Lea además:Informe de Hacienda revela por qué Ortega impuso en febrero un paquetazo fiscal para salvar sus agonizantes finanzas

De hecho, según el informe de ejecución presupuestaria hasta marzo de este año y pese a la reforma tributaria que puso en vigencia el 28 de febrero, los ingresos fiscales acumulaban una caída de 12.3 por ciento.

Con el paquetazo fiscal el régimen de Ortega busca recaudar este año unos 317 millones de dólares para cubrir el déficit presupuestario, sin embargo los empresarios creen que debido a que este ajuste es confiscatorio impactará negativamente los negocios, que desembocará en cierre de locales y más desempleo. Esto a su vez provocará contracción del consumo local y erosión del poder adquisitivo.

Más deudas e intereses

En paralelo, a la merma de los ingresos fiscales, Moody’s cree que el gobierno se verá forzado a buscar deuda. “Prevemos que la relación de la deuda con relación al PIB de Nicaragua habrá aumentado al cuarenta por ciento para 2020, desde el 2017 se había mantenido en 34 por ciento, mientras que la relación de intereses a ingresos aumentará a cerca de ocho por ciento para 2020, desde 4.4 por ciento en 2017. Una mayor deuda y cargas de interés socavarán la fortaleza fiscal de Nicaragua”, indica.

Puede leer: Moody’s rebaja perspectiva de calificación de crédito a Nicaragua

Hasta marzo de este año, la deuda externa pública sumó 5,987.6 millones de dólares, lo que representó un aumento neto de 12.9 millones de dólares con respecto al saldo registrado en febrero y de 38 millones de dólares con relación a lo registrado en diciembre de 2018.

Del saldo total de deuda pública externa, 4,166 millones de dólares corresponden a deuda con acreedores multilaterales (69.6 por ciento); 1,770.7 millones de dólares con entidades bilaterales (29.6 por ciento), y 50.6 millones de dólares con acreedores privados.

Presión a la liquidez

Moody’s, que en enero cambió de estable a negativa la perspectiva de la calificación crediticia de Nicaragua, advirtió que sin un fin a la crisis sociopolítica se aumentarán las presiones de liquidez en el país.

“El 1 de abril, el Banco Central anunció que la economía del país se contrajo un 3.8 por ciento en 2018. El fuerte retroceso es negativo para el país, que tendrá que equilibrar las perspectivas de crecimiento notablemente más débiles y disminuir los ingresos con el aumento de la presión del gasto del sistema de pensiones. Sin un final a la vista de su crisis económica y política, también es probable que aumenten las presiones de liquidez de Nicaragua”, detalla la calificadora.

Según Moody’s los riesgos de liquidez en Nicaragua están aumentando debido a menores entradas de Inversión Extranjera Directa (IED), las salidas de depósitos del sistema bancario, la disminución de las reservas de divisas, y las perspectivas de financiamiento reducido de instituciones multilaterales.

Fin a época de crecimiento

El año pasado la economía de Nicaragua se contrajo 3.8 por ciento, según cifras del Banco Central de Nicaragua.

También: Moodys teme que Nicaragua pierda los préstamos externos atados por aumento a presión internacional contra Ortega

“La severa contracción del año pasado terminó con ocho años consecutivos de crecimiento promedio de 5.2 por ciento anual, lo que se ubica entre los más altos de la región. Un crecimiento más débil socavará la fortaleza económica de Nicaragua, que ya está limitada por la riqueza y el tamaño económico”, indica Moody’s Investors Service.

A esto se le suma la incertidumbre que ha generado el Banco Central al dejar de publicar los principales indicadores macroeconómicos, necesarios para evaluar el impacto que ha tenido la crisis sociopolítica sobre la economía del país.