Régimen ha reprogramado más de 100 casos contra autoconvocados desde que inició las negociaciones con la Alianza Cívica

Los abogados penalistas que defienden a los autoconvocados hacen un cálculo de 80 casos suspendidos y cada uno ha tenido al menos dos reprogramaciones de audiencias

El último juicio reprogramado este miércoles fue el caso de los tranques de Nagarote. LA PRENSA/E. Vega

Desde el 27 de febrero de 2019, día en que iniciaron las negociaciones entre la Alianza Cívica y el orteguismo, hasta la fecha, se han reprogramado más cien audiencias iniciales y de juicio contra autoconvocados acusados de terrorismo, obstrucción al servicio público, incendio, asesinatos y otros delitos en perjuicio del régimen de Daniel Ortega.

Los abogados penalistas que defienden a los autoconvocados hacen un cálculo de ochenta casos suspendidos y cada uno ha tenido al menos dos reprogramaciones de audiencias.

“Todos los juicios se siguen reprogramando, dicen que es porque el Sistema no trae a los reos a los juzgados, pero sabemos que obedece a las negociaciones en la mesa de diálogo, de igual manera nos tenemos que presentar para que no nos declaren abandono”, explicó Julio Montenegro, una de las defensas de autoconvocados de parte de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Último juicio reprogramado

El último juicio reprogramado este miércoles fue el caso de los tranques de Nagarote, donde están acusados los autoconvocados Franklin Jerónimo Lampín López, Edgardo Geovanny Baltodano Solís, Juan Daniel Corea Corea y Luis Tomás Fonseca Martínez, los dos últimos excarcelados en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua.

La juez Rosa Aracey Rubí reprogramó el juicio para el próximo 17 de junio. Además, interrumpió el plazo de duración del proceso, atribuyendo el tiempo de mora a la fuerza mayor, porque las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro no trasladaron a los reos políticos a los juzgados.

La acusación

Franklin Jerónimo Lampín López es señalado de ser el cabecilla del grupo, cuyos integrantes supuestamente utilizaron armas de fuego, morteros y bombas molotov para cometer supuestos delitos de asesinatos, secuestros, asaltos, violaciones, incendios y saqueos a instituciones públicas y privadas, en perjuicio de pobladores del municipio de Nagarote, departamento de León.

Según acusación del Ministerio Público, el 12 de junio del 2018, a eso de las 9:05 de la noche, los procesados atacaron la Delegación Policial de Nagarote, resultando heridos por impacto de bala tres policías y ocasionando daños materiales a las instalaciones, quema de vehículos y motos.

De igual manera, los acusan de incendiar la casa del partido FSLN del municipio, el 13 de junio de 2018 a eso de las 5:00 p.m., cuando supuestamente secuestraron y torturaron a pobladores e incendiaron vehículos. Asimismo, robaron y destruyeron la ambulancia del centro de salud del municipio. Les atribuyen el asesinato de la teniente de la Policía Orteguista Zaira Julissa López.

Últimos acusados

Los últimos ocho acusados por la Fiscalía orteguista de participar en marchas y protestas contra el régimen fueron el periodista Marlon Powell, Humberto Pérez Cabrera, Felipe Vásquez Hondoy, Enmanuel Arias Martínez y Francisco Navas Galán, originarios de Masaya. La audiencia preliminar se les hizo el pasado 1 de mayo en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua.

Los otros acusados son Rafael Aráuz Aráuz, Luis Avinel Halsal Fernández, César Antonio Ruiz Méndez y Julio Francisco Alvarado, quienes están en otro expediente y la audiencia fue realizada el mismo día, con defensa pública.

Interrupción de juicio

El abogado Julio Montenegro, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), explicó que muchos juicios han tenido que ser interrumpidos de oficio por algunos judiciales y a petición de las defensas en otros casos, porque ya se venció el plazo legal para continuarlos y ahora deben empezar de cero nuevamente.

Además, en el Juzgado Sexto de Juicio todos los juicios que habían iniciado entre enero y febrero y que no fueron concluidos por el juez Ernesto Rodríguez, quien pasó a ser magistrado de apelaciones de Managua, por ley tenían que volverse a iniciar debido al principio de concentración de la causa, es decir, que solo puede ser conocido y fallado por un mismo juez.

El abogado Boanerge Fornos solicitó días anteriores la interrupción del juicio contra el profesor Ricardo Baltodano.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: