Consejo Supremo Electoral habilita oficinas distritales para cedulación

El CSE se vio obligado a romper el silencio para brindar esta información sobre la reposición y renovación de la cédula, pero sigue sin dejar claro si el documento antiguo está totalmente descartado

cédulas de identidad

LA PRENSA/ARCHIVO

El Consejo Supremo Electoral (CSE) emitió el lunes reciente un comunicado en el que informa a la ciudadanía sobre la habilitación de las oficinas distritales de Managua, para atender los trámites de reposición y renovación de cédulas de identidad, ante la demanda masiva para cambiar este documento, desde que LA PRENSA dio a conocer que los bancos no están aceptando cédulas con fechas no vigentes.

El comunicado fue difundido a través de los medios de comunicación oficialistas, sin embargo, la poca audiencia de estos no ha permitido que el mensaje llegue a toda la población, porque este miércoles todavía se podía observar gran cantidad de personas en las dos delegaciones del CSE que la gente más conoce para hacer esos trámites.

Lea además: Bancos de Nicaragua rechazan cédulas de identidad en formato viejo

Las dos delegaciones donde más llega la gente, son: Servicios del Gobierno (Servigob), ubicado en el costado oeste de la entrada a la Vicepresidencia, y en la delegación del CSE que está ubicada en el centro comercial Las Américas.

Mientras que los distritos de Managua estaban desiertos este miércoles, constató LA PRENSA en un recorrido.

Puede leer: Ciudadanos acuden a renovar su cédula de identidad

El CSE se vio obligado a romper el silencio para brindar esta información sobre la reposición y renovación de la cédula, pero sigue sin dejar claro si el documento antiguo está totalmente descartado. Aún más grave es la ausencia de información sobre el destino de la recaudación de los trescientos córdobas que cada ciudadano paga por la reposición o renovación de su cédula, porque estas cuentas no aparecen reflejadas en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Balance sobre la cedulación

La presidenta del partido opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL), Kitty Monterrey, hizo un balance del tema de la cedulación en Nicaragua, señalando como una de las principales problemáticas “el tradicional secretismo” del CSE, quien “no brinda información sobre el número de ciudadanos que aún utilizan el formato antiguo, los cuales, según cálculos extraoficiales, son más de un millón quienes estarían siendo privados de ejercer su derecho a la identidad”.

Monterrey recordó que la Ley de Identificación Ciudadana (Ley 152) fue aprobada en 1993 con el objetivo de dotar a cada ciudadano de un documento único de identidad, el cual fuera válido para todas sus gestiones ante instituciones públicas y privadas, y, además, que se utilizara para ejercer el derecho al voto en los procesos electorales.

También: Gobierno de Nicaragua acepta que renovar cédulas es caro pero mantiene cobro de C$300

Sin embargo, Monterrey criticó que en más de dos décadas de vigencia de la Ley 152, no se haya logrado que cada ciudadano tenga su cédula. Principalmente, señaló que las personas de zonas rurales carecen de documento de identidad.

“No existe un procedimiento de cedulación accesible para habitantes de zonas alejadas de los núcleos urbanos y tampoco se ha implementado la cedulación de los nicaragüenses residentes en el exterior, como está previsto en dicha ley. Tampoco contamos con un censo reciente y, por tanto, se desconoce cuántas personas mayores de 16 años que residen en Nicaragua continúan sin cédula”, manifestó Monterrey.

Además, la política opositora señaló que a un campesino la cédula le puede costar hasta cuatro mil córdobas (125 dólares), por la dificultad que significa para él viajar desde de sus comunidades hasta las oficinas del CSE, ubicadas en las cabeceras departamentales.

Lea: Consejo Supremo Electoral con fondo oscuro para cédulas

“La primera dificultad, sobre todo en zonas rurales, es la falta de una partida de nacimiento, por lo que antes de solicitar la cédula debe tramitarse una reposición de partida, cuyo costo puede superar los dos mil córdobas. Por otra parte, los ciudadanos se ven obligados a realizar múltiples viajes desde sus comunidades hasta el CSE y a la Alcaldía de sus municipios. En resumen, hay ciudadanos que gastan más de cuatro mil córdobas para obtener su cédula”, confió Monterrey.

La cédula solo es gratis cuando se tramita por primera vez y para los pensionados.

Sin embargo, el costo de la reposición o renovación se vuelve menos accesible en estos momentos que vive el país, primordialmente por el incremento de los precios de los productos de la canasta básica, debido a la reforma fiscal aprobada en febrero. Esto hace más difícil que el ciudadano priorice la renovación de su documento de identidad.
Monterrey aseguró que el sistema de cedulación debe ser objeto de una “profunda reforma”, la cual retome las mejores prácticas de otros países de la región y aproveche los avances tecnológicos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: