Lluvias cortaron la conexión terrestre en Carretera Nueva a León

Después de varias horas de estar cortado el paso vehicular en el sector de Saratoga, sobre la Carretera Nueva a León, el tránsito volvió a circular por esa zona altamente transitada por ser un acceso a Managua desde el Occidente del país.

Carretera Nueva a León

Las lluvias de la madrugada del jueves dañaron el desvío en el sector de Saratoga, sobre la Carretera Nueva a León. LAPRENSA/R.FONSECA

En menos de 24 horas de haberse presentado públicamente el plan de invierno 2019 del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), se dio la primera emergencia al resultar afectado el desvío habilitado en el sector de Saratoga, sobre la Carretera Nueva a León.

La emergencia sucedió porque las escorrentías destruyeron el paso provisional para los vehículos, arrastrando incluso las tuberías de drenaje, mientras se construye un nuevo puente, con una mayor capacidad hidráulica en comparación con el anterior.

Fueron aproximadamente seis horas que estuvo interrumpido el tránsito por ese eje vial, teniendo que utilizar rutas alternas mientras maquinaria pesada rellenó y compactó el desvío con rocas y tierra.

Una vez reactivada la circulación vehicular, el titular del MTI, Oscar Mojica Obregón, expuso que el viaducto en construcción estará finalizado el 26 de junio.

Cruce es complicado

Desde que se destruyó el puente anterior, cuya capacidad de drenaje era inferior ante los volúmenes de agua de ese cauce, el paso vehicular ha sido afectado.

Carretera Nueva a León
Empieza a llover y ya hay afectación en la red vial de Nicaragua. LAPRENSA/R.FONSECA

Son más de 22,000 automotores los que circulan a diario por esa carretera, siendo una parte camiones que van o viene al occidente del país y otra de automóviles particulares que llegan a los complejos habitacionales construidos en la zona.

Ampliación de carriles

La construcción del puente Saratoga, en el kilómetro 14.5 de la Carretera Nueva a León, forma parte del proyecto de ampliación de la mencionada vía.

Con fondos del Banco Mundial se logró duplicar los dos carriles en un tramo de 11.8 kilómetros de vía, esto para mejorar la circulación porque se había convertido en un eje de tránsito lento. Además que las construcciones de residenciales siguen en aumento.

En marzo de 2018 iniciaron las obras viales con limpieza y remoción de tierra. Todos los trabajos están a cargo de la Constructora Meco, la que amplía el acceso a Managua por la Carretera Norte. Los recursos para ese proyecto también fueron prestados por el Banco Mundial.