Régimen asesina al reo político Eddy Montes en la cárcel La Modelo

Eddy Antonio Montes Praslin murió de un disparo provocado por custodios de la cárcel La Modelo, en Tipitapa, confirmó Luis Cañas, viceministro de Gobernación

Camionetas llenas de antimotines ingresaron a La Modelo la tarde de este jueves. LA PRENSA/R. Fonseca

Tras conocerse el asesinato del preso político Eddy Antonio Montes Preslin, de 57 años, originario de Matagalpa y ciudadano estadounidense, por parte de custodias del Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro, por supuesto amotinamiento en la galería 16-1, los familiares de más de cien reos políticos ubicados ahí se postraron en las afueras del penitenciario exigiendo información, pues de forma extraoficial se hablaba de varios heridos y otro fallecido.

El Gobierno de los Estados Unidos a través de su cuenta en Twitter condenó el uso de fuerza letal contra el ciudadano estadounidense Eddy Montes y demandó una investigación detallada sobre el hecho. “Las circunstancias de este trágico incidente deben ser investigadas a cabalidad”, se lee en el mensaje.

Lea además: Quién era “el pastor” Eddy Montes, el preso político asesinado en La Modelo

Al respecto, el abogado José Pallais, miembro de la Alianza Cívica, expresó que el único responsable de la muerte de Montes es el Gobierno de Nicaragua, porque estaba bajo su tutela y nunca debieron haber disparado contra privados de libertad desarmados.

“Hay muchos métodos para controlar un posible amotinamiento en la cárcel, pero no el uso de armas, eso es desproporcionado”, dijo Pallais, mientras llegó a mostrar su solidaridad con esposas, madres, hijas y hermanas de los presos políticos que anoche permanecían en una vigilia frente al penal.

Puede leer: Así te contamos la protesta tras la muerte del reo político, Eddy Montes

Según nota de prensa del Ministerio de Gobernación, los hechos se dieron a eso de las 3:00 de la tarde, cuando supuestamente “un grupo de presos se abalanzó contra personal penitenciario del perímetro de seguridad, forcejeando con uno de los centinelas con claras intenciones de quitarle el arma reglamentaria y atentar contra la vida de los funcionarios, el que en defensa propia hizo un solo disparo a pesar de portar un fusil automático”, se lee en la nota de prensa de esa institución.

Sin embargo, contrario a esa versión, familiares de reos comunes que en ese momento se encontraban haciendo visita en la cárcel expresaron que primero escucharon la alarma y luego vieron correr a los centinelas vestidos de negro hacia la galería 16-1 y luego se escucharon unas diez detonaciones.

“Escuchamos los disparos, fueron como diez, luego vimos salir una camionea que llevaba unos cuerpos ensangrentados en la tina, pero se miraba que ya iban muertos. Dicen los reos que hay varios heridos adentro”, dijo otra de las personas que estaban en el lugar.

También: Comité Internacional de la Cruz Roja solicita ingresar a cárceles a constatar estado de los presos políticos

Miembros de la Alianza Cívica que llegaron por la noche al penal expresaron que este hecho alteró el rumbo de las cosas en el país y que al menos hoy no se sentarían a dialogar con la dictadura.

La situación se dio supuestamente cuando se realizaba la visita del Comité Internacional de la Cruz Roja, en los penitenciarios Tipitapa (La Modelo) e Integral de Mujeres, para revisar las listas de los presos políticos que ya fueron conciliadas para la liberación.

“Estamos angustiados por la situación porque no hay explicación de lo que pasó. Dicen que la Cruz Roja estaba aquí cuando sucedió, no lo hemos confirmado, pero esperamos que nos dé un informe imparcial. Esta es una situación que nunca debió presentarse”, aseveró Pallais.

Por su parte, Antonia Urrejola, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, lamentó la muerte de Montes y expresó que las circunstancias de su fallecimiento arrojan dudas sobre protocolos de seguridad en cárceles del país, especialmente respecto de personas detenidas en el contexto de la crisis”, refirió en su cuenta en Twitter.

Viven zozobra

Las madres, esposas, hijas y hermanas de presos políticos en su desesperación por falta de información de parte de las autoridades del Ministerio de Gobernación sobre quiénes eran los presos políticos heridos y trasladados a centros hospitalarios, después del ataque desmedido de centinelas penitenciarios, reclamaron a la Alianza Cívica que deben parársele duro al gobierno de Daniel Ortega con el fin de que libere a los reos y deje de matarlos. Ante la falta de información, encendieron candelas y se quedaron en vigilia.