Corte Interamericana de Derechos Humanos espera informe de Daniel Ortega sobre situación de 17 presos políticos

La dictadura tiene hasta este 20 de mayo para entregar un informe sobre las condiciones en las que se encuentran los 17 presos políticos, a quienes la CIDH solicitó cambiar las medidas cautelares por medidas provisionales

Medardo Mairena

La CIDH pidió el cambio de la medida cautelar para el líder campesino Medardo Mirena. LA PRENSA/TOMADA DE EL 19

La dictadura de Daniel Ortega tiene hasta este lunes 20 de mayo para entregarle a la Corte Interamericana de Derechos Humanos un informe sobre las condiciones en las que se encuentran los 17 presos políticos, a quienes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó cambiar las medidas cautelares por medidas provisionales.

La CIDH pidió el pasado miércoles a la Corte Interamericana protección para 17 presos políticos que se encuentran en “extrema gravedad y urgencia de daños irreparables en Nicaragua”.

Lea además: Muere un preso político tras ataque de custodios en La Modelo

Al respecto, Vilma Núñez, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), explicó que la CIDH, luego de analizar el riesgo en que se encuentran las personas con medidas cautelares, usa el siguiente paso de protección de derechos humanos, que es solicitarle a la Corte que cambie las medidas cautelares por medidas provisionales, las cuales “tienen un rango jurídico más importante porque son de obligatorio cumplimiento para los Estados” .

Según Núñez, esta solicitud se da cuando la situación de la persona es “grave que lo expone a perder la vida”.

“La Corte está tramitando esto con carácter de urgencia. Ya le pidió información al Gobierno sobre esta solicitud de la Comisión (y) tiene la obligación de contestarle el día lunes, y no hay prórroga”, manifestó la defensora de derechos humanos.

Puede leer: Madres de Abril convocan a actividades en honor a las víctimas de la masacre

Núñez espera que la próxima semana la Corte brinde medidas provisionales a los 17 presos políticos.

Para Karla Sequeira, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), si el Estado de Nicaragua no cumple con la petición de la Corte ni respeta las medidas provisionales, evidenciaría una vez más que el Gobierno de Nicaragua es un violador de derechos humanos.

“Si no acata la resolución (de la Corte), deja mal parado al país, porque sus resoluciones son vinculantes para el Estado”, dijo la abogada.

También: Régimen ha reprogramado más de 100 casos contra autoconvocados desde que inició las negociaciones con la Alianza Cívica

Atentos a la Corte

Vilma Núñez señaló que la Corte decidirá cuáles serán las medidas a tomar por el Estado de Nicaragua para proteger la vida de los privados de libertad.

“Lo que decida la Corte es definitivo. El Gobierno no puede apelar, es de obligatorio cumplimiento. Lo que no sabemos qué es lo que le va a exigir la Corte al Gobierno, pueda ser que le digan sáquenlos de las celdas, que los quiten del aislamiento o que los saquen al sol”, aclaró.

Más problema para el régimen

Si el régimen de Daniel Ortega no cumple con las medidas provisionales que otorgará la Corte a los 17 presos políticos, solo atraería más presión internacional.

Lea: Medardo Mairena y Pedro Mena cumplen diez meses de estar en prisión bajo torturas

“Si él no cumple estas medidas de la Corte, significaría que está dispuesto a arriesgar más la vida de los privados de libertad, y eso endurecería más y aceleraría la presión internacional”, declaró Vilma Núñez, del Cenidh.

No obstante, esta situación llevaría al régimen a estar más cerca de ser denunciado por crímenes de lesa humanidad.

“Todo lo que haga en contra o desobedeciendo los procedimientos establecidos por el sistema interamericano, es un paso más para que se dé la posibilidad de juzgarlo a nivel internacional”.

Y agregó que la justicia internacional llegará a pesar de pasar el tiempo, puesto que los crímenes de lesa humanidad “no prescriben y en cualquier tiempo se puede juzgar”.