Familiares y amigos velan el cuerpo de Eddy Montes en Matagalpa

Los matagalpinos esperaron el cuerpo de Montes para rendirle homenaje en la iglesia Molagüina. El ataúd fue cubierto con una bandera azul y blanco

El cadáver del preso político Eddy Montes, asesinado el pasado jueves por custodios del Sistema Penitenciario La Modelo, llegó la madrugada de este domingo a su ciudad natal, Matagalpa, luego que el Instituto de Medicina Legal (IML) entregara el cadáver la noche del sábado a sus familiares.

El féretro de Montes fue trasladado en caravana, encabezada por una patrullas de la Policía Orteguista (PO), hacia la iglesia Molagüina, en Matagalpa, donde es homenajeado y despedido por familiares y amigos.

Lea también: Estados Unidos demanda respuesta por crimen contra preso político Eddy Montes

El cuerpo debió ser entregado por la tarde del sábado, pero el trámite tardó porque los familiares de la víctima lograron que las autoridades del IML les permitieran realizar una autopsia de manera independiente al cuerpo de Montes.

Decenas de matagalpinos esperaron la llegada del cuerpo de Eddy Montes a Matagalpa para rendirle homenaje. LA PRENSA/Jader Flores

Extraoficialmente se conoce que dentro del IML hubo una discusión entre familiares de Montes y las autoridades porque estos últimos no querían permitir que se realizara una autopsia independiente al reo asesinado.

Lea más en: Departamento de Estado de EE.UU. exige al régimen una investigación “inmediata, exhaustiva y transparente” sobre la muerte del preso político Eddy Montes

Se desconoce los datos que arrojaron ambas autopsias.

Homenaje en Matagalpa

Se espera que a eso de las 2:40 de la tarde de este domingo se realice la misa de cuerpo presente de Eddy Montes en la catedral de Matagalpa.

Por ahora permanece en la iglesia de Molagüina, donde la tarde del sábado decenas de personas que esperaban el cuerpo fueron asediadas por la Policía Orteguista.

Los autoconvocados improvisaron un altar para Eddy Montes. LA PRENSA/Jader Flores

Los matagalpinos esperaron el cuerpo de Montes para rendirle homenaje en la iglesia. El ataúd fue cubierto con una bandera azul y blanco y los autoconvocados realizaron un altar donde colocaron carteles exigiendo justicia por el asesinato.