Policía Orteguista continúa secuestrando pobladores en Carazo

Cuatro pobladores fueron detenidos en los últimos días por agentes de la Policía. Entre ellos está una pareja que participó en las protestas contra el régimen orteguista

Eskarleth de la Trinidad Narváez Marenco y su esposo Ernesto Antonio Ramírez García, se encuentran en las celdas del nuevo Chipote. LA PRENSA/Tomada del Facebook

Eskarleth de la Trinidad Narváez Marenco y su esposo Ernesto Antonio Ramírez García siguen retenidos en las celdas del nuevo Chipote en Managua, a pesar de que ya concluyó el término de las 48 horas del proceso investigativo. Ambos fueron secuestrados la madrugada del jueves pasado por la Policía Orteguista (PO) en el reparto Angelita Morales Avilés de Jinotepe, donde viven.

Alrededor de cuatro patrullas policiales rodearon la zona. Según vecinos eran más de quince policías armados, vestidos de negro y azul oscuro los que se los llevaron. En la vivienda los uniformados sustrajeron una camioneta y varios teléfonos celulares y hasta la mochila de una niña.

Lea además: Seis presos políticos de Carazo resultaron heridos tras ataque de custodios de La Modelo

La pareja, según familiares, está siendo investigada de tenencia ilegal de armas de fuego, tras supuestamente haber participado en las protestas cívicas el año pasado contra el régimen de Daniel Ortega.

Narváez, es enfermera y trabajó por más de 15 años en el Hospital San José de Diriamba, pero después del levantamiento de los tranques en esta región fue despedida.

Puede leer: Régimen de Daniel Ortega excarcela a 100 presos políticos

Los hijos de la pareja: una niña de 8 años y una joven de 20 años quedaron al cuido de otros parientes. El primo de Eskarleth, Lester Narváez Ruiz, también fue secuestrado ese mismo día por los uniformados. Narváez Ruiz es habitante del barrio Belén e ingeniero civil, pero al estar sin trabajo, le ayudaba a manejar la camioneta a su prima. El sábado en la tarde fue puesto en libertad, pero se lo volvieron a llevar el domingo a horas del mediodía.

Pedro Rafael Castillo Hernández se encuentra retenido en el Chipote. LA PRENSA/Tomada del Facebook

Otro que también fue víctima de secuestro fue Pedro Rafael Castillo Hernández, de 32 años, habitante del barrio San Felipe.

También: Zayda Hernández sobre su secuestro: “Permanecí encapuchada todo el tiempo, la capucha estaba impregnada de alcohol”

Castillo se dedica a la fontanería y el día en que los policías se lo llevaron se encontraba en la casa de su esposa en Santa Teresa. A él también lo vinculan de haber participado en las protestas cívicas y guarda prisión preventiva en el nuevo Chipote. Oficiales de Managua estuvieron a cargo del operativo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: