¿Por qué en Nicaragua es un buen tiempo para comprar vehículos o casas pero malo para venderlos?

La crisis económica, que afronta Nicaragua desde el año pasado, ha creado una venta de oportunidad para aquellos que han logrado ahorrar durante los años de crecimientos

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

La profunda recesión económica que vive Nicaragua ha generado la caída estrepitosa en el precio de la tierra, las casas  y vehículos,  esto debido a la reducción de la demanda o consumo nacional. Es por ello que comprar estos bienes en este momento es una oportunidad casi única, siempre y cuando se haya ahorrado durante la época de vacas gordas,  explica el economista Sergio Santamaría.

“Esto es un resultado de la caída de la demanda, la demanda cae por el aumento de desempleo, eso significa menos ingresos y menos disponibilidad de la gente para comprar y eso baja los precios tanto de los bienes como los servicios”, detalla Santamaría.

De hecho, el más reciente informe de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), “Nicaragua en Crisis” advierte que la profunda recesión que vive Nicaragua, más el impacto de la reforma al Seguro Social y la tributaria, provocarán que entre 66 mil y 98 mil personas pasen a engrosar la lista de desempleados este año.

Por otras parte el valuador Javier García explica que el primer detonante en la caída de la ventas de propiedad, fueron las invasiones, que iniciaron a mediados de mayo del año pasado.

Y ahora aunque la invasiones cesaron y algunas propiedades ha sido devueltas, el problema actual es que el negocio se ha estancado porque no hay compradores, advierte García.

Según datos de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), hasta el 10 de abril de este año se mantiene la ocupación ilegal de 29 propiedades en siete departamentos del país, representando un área de 4,673 manzanas, infringiendo el derecho a la propiedad privada a sus legítimos dueños.

Lea:Extranjeros “rematan” sus propiedades en zonas turísticas para irse de Nicaragua

“El precio de la tierra cayó más de un 40 por ciento (respecto a antes de la crisis)  y pese a que el precio está bajo nadie quiere comprar porque hay mucha incertidumbre, no hay seguridad jurídica”, admite García.

El economista Luis Murillo señala que la caída en el valor de los bienes inmuebles y de los vehículos también afecta a la banca, que con la recesión, muchos de estos bienes que estaban en prenda  han quedado en sus inventarios debido a que la gente devuelve los bienes que no pueden pagar.

“Los bienes (recuperados) por el sector bancario han caído un 30 por ciento en cuanto a valor, y ese valor ahorita en el contexto actual no se va recuperar”, sostuvo Murillo.

¿Comprar o vender?

Murillo considera que este es un tiempo que resulta mejor comprar que vender. «El que tiene dinero ahorrado es tiempo de comprar algún tipo de bien inmueble porque están más barato, mientras que vender ahorita es casi imposible porque la gente no tiene dinero y el mercado de bienes inmuebles está prácticamente caído”.

Lea:Más liquidez en la banca a costa del crédito en Nicaragua

Vehículos seminuevos o usados que antes se cotizaban arriba de los 10,000 dólares se encuentran hasta en seis mil dólares según la marca y kilometraje, pero pese a que están baratos las ventas no levantan cabeza y eso se refleja en el informe de Comercio Exterior.

Por ejemplo, los vehículos tipo sedán (nuevos y usados)  sufrieron una caída en las importaciones de enero 2019 del 76.5 por ciento con respecto a igual mes del 2018. Eso significa 7.1 millones de dólares menos, según datos del Banco Central de Nicaragua.

De igual forma, las camionetas, los camiones y microbuses tuvieron una reducción del 61.4 por ciento en las importaciones, que en números absolutos significa 9.1 millones de dólares.

Mientras que la venta de autos nuevos cayó un 85 por ciento hasta marzo de este año, según fuentes del sector.

Lea:Ventas de vehículos en Nicaragua se hunden sin freno

Compra de contado

Murillo explicó que una las principales razones de esta fuerte caída en el valor los bienes inmuebles y de vehículos, es que ya no hay financiamiento de parte de la banca, por lo que cualquiera que desee adquirir uno debe contar con ahorros. Y si por suerte, consigue obtener financiamiento, debe saber que los requisitos y tasas son más altos, debido al elevado riesgo que se respira en la economía.

“Tanto la venta de carro como de casa y propiedades se financian con los bancos, pero desde el año pasado el banco dejó de dar crédito, es decir que ahorita solo podés comprar de contado”, dijo Murillo.

A un año de haber iniciado la crisis sociopolítica en Nicaragua, cifras de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif) revelan que a final de marzo de 2019, la cartera de crédito bruta del sistema bancario se había contraído en 19.9 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: