Madre del preso político Nahiroby Olivas, denuncia amenazas de orteguistas

Jackeline Valdivia, relató que las intimidaciones surgen porque ella levanta su voz, para exigir la liberación de su hijo que fue detenido el pasado 25 de agosto del 2018 junto a otros seis líderes estudiantiles de León

Jackeline Valdivia, madre del preso político y líder estudiantil de León, Nahiroby Olivas, denunció esta mañana que simpatizantes orteguistas han intensificado las amenazas contra ella, a través de mensajes anónimos y teme que sea detenida para inventarle cualquier delito.

Según Valdivia, las intimidaciones surgen porque ella levanta su voz, para exigir la liberación de su hijo que fue detenido el pasado 25 de agosto del 2018 junto a otros seis líderes estudiantiles de León, a quienes la Policía Orteguista, PO, acusa de los delitos de terrorismo, homicidio, secuestro, robo con intimidación y quema de las instalaciones del Centro Universitario de la Universidad Nacional, CUUN.

«Me andan dando seguimiento en todo lo que hago, (ellos) quieren plantarme droga, ponerme armas, dinero, para hacerme pasar que estoy cometiendo un delito, pero las personas que me conocen saben quien soy yo. Lo que ellos quieren es encarcelarme y lo único que he hecho es levantar la voz por mi hijo, un estudiante de la carrera de derecho que está secuestrado desde hace nueve meses. Quiero hacer esta denuncia pública por cualquier cosa que me pase», expresó Jackeline Valdivia.

Además denunció que su casa está siendo asediada por orteguistas que llegan a parquearse cerca de su vivienda, y en algunos casos preguntan quiénes viven con ella. «Ellos saben que yo no permanezco en mi casa, hay una persona que permanece ahí, y corre riesgo ella, porque pueden pensar que estoy en la casa y le hagan daño a esta persona que me la está cuidando». Asimismo dijo que ha recibido mensajes en donde le manifiestan que ya saben dónde se mantiene, lo que hace, a qué hora regresa a su vivienda, y que sepa a lo que se atiene.

Valdivia enfatizó que ella no está cometiendo ningún delito al denunciar el arresto ilegal de su hijo, Nahiroby Olivas, los golpes y torturas que sufre en el Sistema Penitenciario La Modelo. «Ninguno me ha dado la cara, solo envían mensajes anónimos, como todo cobarde, Hasta hoy hago público esto, porque el asedio que hay para los familiares de los secuestrados políticos es alto. No estoy cometiendo ningún delito mas que alzar la voz por mi hijo,  así  como él lo esta haciendo por Nicaragua», expresó.

Además: Acusan de asesinato agravado a dos de los siete líderes universitarios detenidos en León.

Finalizó diciendo, «no les tengo miedo, déjennos vivir tranquilos, independientemente de las amenazas vamos a seguir levantando la voz, porque es lo único que nos queda».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: