La historia de Amada Tinoco, la “abuelita vandálica” de Matagalpa

Su imagen se volvió viral en las redes sociales luego de que participara en un plantón en la iglesia Molagüina, en Matagalpa, para exigir justicia por el asesinato de Eddy Montes.

Los 79 años que tiene Amada Tinoco Morazán no le impidieron ponerse de pie, gritar a todo pulmón “¡Eddy Montes, presente!” y alzar su puño durante el funeral del preso político asesinado el pasado jueves 16 de mayo en la cárcel La Modelo, en Managua.

Su imagen se volvió viral en las redes sociales luego de que participara en un plantón en la iglesia Molagüina, en Matagalpa, para exigir justicia por los asesinados durante las protestas y libertad para todos los presos políticos. Ahí se le vio arriba de una reja del portón de la iglesia, alzando su bandera azul y blanco.

También se le vio caminando con dos globos y una bandera nacional al lado de los antimotines que llegaron a reprimir a los matagalpinos que se registraron en el atrio de la iglesia Molagüina. “Estas son nuestras únicas armas”, les dijo a los agentes.

Amada Tinoco ha sido víctima de acoso en su viviend. LAPRENSA/J. Flores

Vestida de negro, la señora ofreció a los antimotines las chimbombas azul y blanco. “Tomen, se las regalo”, les dijo. Lo oficiales reaccionaron con indiferencia. “Los arrecha que le manden a reventarlas, ¿verdad? ¡Las voy a reventar yo!”, increpó a los oficiales mientras explotaba las chimbombas.

Un antimotín la pellizcó

Tinoco cuenta a LA PRENSA que aunque nunca ha recibido mayor maltrato físico, dice que ese día un antimotín la pellizcó en el brazo y le dieron un golpe en la pierna donde le quedó un moretón. Ella también ha sido víctima de acoso en su vivienda.

“No les tengo miedo”, asegura, refiriéndose a la Policía y el asedio del que pudiera ser víctima. Su edad no ha mermado sus fuerzas que, según confía, vienen de Dios.

En Matagalpa la conocen como la abuelita vandálica. LAPRENSA/J. Flores

Su única hija, Xiomara Tinoco, no la deja sola ni un solo momento y siempre está pendiente que se hidrate y que descanse. Y aunque en algún momento Xiomara ha sentido un poco de miedo por los riesgos que corre su madre, por salud o seguridad, remarca que la indignación que ambas sienten es mayor que su miedo. “Las muertes como la de Alvarito Conrado es lo que nos ha motivado mucho más en esta lucha”, enfatiza la hija.

Toda su vida se ha involucrado en diferentes tipos de manifestaciones ciudadanas a favor de cambios para la sociedad, cuenta. Ella estuvo en las protestas por la quema de Indio Maíz a inicios de abril de 2018.

Antisomocista

La señora dice que no va a descansar de protestar porque “me siento culpable de lo que está pasando en el país”.

Cuenta que ella, sus hermanas y familia en general lucharon contra la dictadura somocista. Apoyaron a las fuerzas del Frente Sandinista con dinero y además, su vivienda fue casa de seguridad. Ella siente que ese esfuerzo quedó en el aire y solo sirvió “para implantar una nueva dictadura”.

Tinoco asegura que ella sabía que la crisis sociopolítica por la que atraviesa Nicaragua es una situación que ocurriría en algún momento. “Cuando triunfó uno de los gobiernos de derecha no me acuerdo si el de Arnoldo (Alemán) o el de (Enrique) Bolaños, él dijo (Daniel Ortega) que iba a mandar desde abajo y no los dejó hacer nada. Les echó las turbas, a los delincuentes”, expone.

LA PRENSA/Cortesía

Sobre la muerte de Eddy Montes

Ella conoció al reo político Eddy Montes Praslin en las manifestaciones de Matagalpa. “(Era) un señor con una conversación muy amena, parece que tiene una cultura general muy amplia”, recuerda.

En la vela y funerales del exprisionero político, a Tinoco se le vio en cada momento sosteniendo su bandera nacional, aplaudiendo, gritando consignas y cantando el Himno Nacional con la mano derecha en su pecho.

Cuando se enteró de la muerte de Montes, asegura que sintió “mucha depresión. Porque como le digo, yo me siento responsable porque nunca creí que este maldito fuera más asesino que Somoza”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: