Migrantes a través de las remesas evitan mayor colapso en la economía nicaragüense

Solo en el cuarto mes de este año, a la economía, sumergida en una de las peores recesiones desde 2009, ingresaron 134.5 millones de dólares, según cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Las remesas familiares han crecido en el tiempo de crisis. LAPRENSA/ARCHIVO

Las remesas en Nicaragua sumaron hasta abril de este año 518 millones de dólares, 7.5 por ciento más comparado con igual periodo del año pasado. Solo en el cuarto mes de este año, a la economía, sumergida en una de las peores recesiones desde 2009, ingresaron 134.5 millones de dólares, según cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Los envíos desde el exterior son la única fuente de sostén de la economía, golpeada por el creciente desempleo, la caída de la inversión extranjera y nacional, la reducción de las exportaciones, la sequía crediticia y el deterioro del poder adquisitivo de los hogares, como consecuencia de dos brutales reformas a la seguridad social y tributaria impuestas, que han aumentado los precios de los productos.

Sin las remesas, según economistas, el consumo nacional se derrumbaría a mayores niveles, aumentando la pobreza.

Le puede interesar: Remesas a Nicaragua crecieron 30.4 millones de dólares en el primer trimestre del 2019

El economista Alejandro Aráuz considera que el buen desempeño de los ingresos de remesas se explicaría no solo por la saludable economía de los países desde donde proviene este dinero, sino también por la salida en masa de los nicaragüenses hacia el exterior, algunos agobiados por el deterioro económico y otros por la persecución política.

Además en paralelo, los migrantes que llevan años en el exterior estarían trabajando más para ayudar a sus familiares en Nicaragua, agobiados por el desempleo y la caída del poder adquisitivo.

“Están subiendo (las remesas) porque sencillamente ha aumentado la migración, ha aumentado el deterioro de la situación de las familias a nivel interno en cuanto a la falta de trabajo, entonces la gente que está fuera está trabajando el doble, haciendo doble esfuerzo. Incluso hay migrantes que están tomando de sus ahorros de sus vidas en el exterior para mantener a sus familias en Nicaragua, dada la grave situación económica”, afirma.

Lea además: Nicaragua capta US$246.5 millones en remesas en una economía sumergida en una profunda recesión

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) estima que desde que se desató la crisis política en Nicaragua en abril del 2018, al menos 62 mil nicaragüenses han huido del país, la mayoría ingresó a Costa Rica.

La gente cruzó las fronteras por sectores no controlados “para evitar ser detectados, muchas veces caminando durante horas por terrenos difíciles, expuestos al calor, la humedad y los riesgos de malaria”, indicó la Acnur en un comunicado emitido a mediados de abril de este año.

Lea también: Remesas superan por primera vez en la historia económica de Nicaragua los US$1,500 millones

Aráuz señala que lo lamentable es que esta remesa estaría siendo enviada incluso por la poca mano de obra técnica y profesional que tiene Nicaragua y que ha optado por emigrar.

“La crisis ha provocado una mayor migración, sobre todo de los profesionales; la cantidad de profesionales y de clase media que se está yendo del país es elevada, sencillamente porque son los que más rápidamente encuentran trabajo en el exterior, especialmente en Costa Rica y España, aunque no sea propiamente en sus especialidades”, indicó el economista.

De hecho, Acnur en su reporte reconoció que la crisis política había ocasionado la fuga de “estudiantes, exfuncionarios públicos, figuras de la oposición, periodistas, doctores, defensores de los derechos humanos, campesinos”, que han solicitado sobre todo asilo en Costa Rica.

Más en: Remesas reducen más pobreza en Nicaragua que los programas estatales

Del total de remesas recibidas en los primeros cuatro meses de este año, el 54.9 por ciento provino de Estados Unidos, seguido de Costa Rica (18.9 por ciento) y España (12.6 por ciento). Es decir, que de cada diez dólares que ingresaron a Nicaragua en este primer cuatrimestre, más de cinco dólares provinieron de EE. UU. y casi dos del país vecino del sur.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: