El Gigante no pudo con el Cacique y pierde en Perú

No hay ninguna excusa. Ricardo «el Cacique» Astuvilca venció por unanimidad al nicaragüense Julio «el Gigante» Mendoza por el título «Gold» de las 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). La victoria fue clara y contundente, el peruano más rápido, más inteligente y con mejores recursos. Mendoza fue ese boxeador exigente que iba […]

Ricardo Astuvilca, después de vencer a Julio Mendoza en Perú. LAPRENSA/CORTESÍA

No hay ninguna excusa. Ricardo «el Cacique» Astuvilca venció por unanimidad al nicaragüense Julio «el Gigante» Mendoza por el título «Gold» de las 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). La victoria fue clara y contundente, el peruano más rápido, más inteligente y con mejores recursos. Mendoza fue ese boxeador exigente que iba al frente con la iniciativa, pero se encontraba con unos movimientos de cintura y rapidez de piernas del oponente que fue imposible de descifrar.

119-109, 118-111 y 119-109 fueron las tres tarjetas de los jueces. Mendoza tenía la experiencia de su parte pero una cosa es manejar mentalmente lo que se debe realizar y otra es la ejecución sobre el ring. El peruano mejoró muchísimo en relación a su último combate, mientras que Mendoza se vio muy inferior al combate de título mundial cuando perdió en México ante José Argumedo.

El Gigante siempre lo intentó. No obstante, su línea de boxeo era predecible y nunca hizo variantes, lo cual provocó que el peruano mantuviera el mismo ritmo en toda la pelea. En el quinto asalto Astuvilca conectó una izquierda que sacudió el rostro del jinotegano y valientemente sobrevivió. El rostro del nicaragüense terminó destrozado, con el pómulo derecho como una berenjena y el izquierdo menos lastimado pero igual de inflamado. Si de algo Mendoza deberá estar orgulloso es que aún en el último asalto cuando todo estaba decidido seguía tirando golpes sin pausas, pocos efectivos, pero reflejando una gran condición física.

Astuvilca supo absorber los mejores golpes de Mendoza, quien tiene una pegada de algodón y por más que trataba de buscar el nocaut en el tramo final, se desbocaba sin orden y terminaba siendo blanco fácil para que el peruano descargara rápidamente sus combinaciones y luego diera el paso atrás o movimiento de cintura.

Mendoza le dice adiós a la oportunidad de pelear título mundial. por el momento, y será Astuvilca quien busque ese nuevo reto.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: