Policía Orteguista allana negocio del hijo de Carlos Tünnermann, luego que éste se sumara al paro nacional

La Policía Orteguista allanó la tarde de este lunes la distribuidora de azúcar Mercado Oriental, cuyo propietario es Alejandro Tünnermann, hijo de Carlos Tünnermann, miembro propietario de la Alianza Cívica.

Carlos Tünnermann

Momentos en que la Dirección de Auxilio Judicial allana el negocio de un hijo de Carlos Tünnermann. LAPRENSA/CORTESÍA/WILIH NARVÁEZ

La Policía Orteguista (PO) allanó la tarde de este lunes la distribuidora de azúcar Mercado Oriental, cuyo propietario es Alejandro Tünnermann, hijo de Carlos Tünnermann, miembro propietario de la Alianza Cívica.

Tünnermann padre dijo a LA PRENSA que los trabajadores del negocio le confiaron que la PO no presentó ninguna orden judicial y tampoco brindó una explicación de la acción realizada exactamente cuatro días después del paro nacional, al que se sumó la distribuidora.

«Pareciera que es una especie de represalia por el hecho de que muchos establecimientos en esa zona cerraron, el establecimiento de mi hijo cerró también el día del paro. Podría deberse a eso, como una represalia, como están actuando en esa forma con otros establecimientos, ya sea anunciándoles auditorías fiscales o amenazándolos, intimidándolos», destacó Tünnermann vía telefónica.

En ese operativo policial se llevaron detenido al administrador de la distribuidora, Wilfredo Núñez; decomisaron computadoras, documentos y se le quitó el celular a todos los empleados, incluyendo los cargadores. A esta hora se desconoce dónde tienen a Núñez y cuál es la razón de su detención.

Este ocurre en un contexto en que en la ciudad de León se presionó a los dueños de dos bares para que cerraran. Ambos se sumaron al paro de la semana pasada, en que el régimen de Daniel Ortega utilizó a su PO y otras instituciones para fotografiar los establecimientos que no abrieron.

La distribuidora le compra azúcar a los ingenios del país y luego le vende a diferentes negocios del Oriental. Esta es la dinámica al menos hace 15 años.

En un comunicado con fecha de este 28 de mayo, la Alianza Cívica manifestó que el atropello contra el hijo de Carlos Tünnermann es solo el último suceso porque otros miembros han sido asediados y amenazados, y recibido mensajes de odio.

«Nos acosan y persiguen porque somos parte de este pueblo valiente y generoso que nunca se cansará de luchar por su libertad, la justicia y la democracia.  Nos acosan y persiguen porque somos parte de ese pueblo luchador que da su voz a los que no tienen voz. Nos acosan y persiguen porque queremos verdad, justicia, democracia y elecciones libres, observadas y anticipadas», indica la Alianza en su  nota.

Lea. Régimen de Daniel Ortega saca a trabajadores de la Alcaldía de Managua a reparar las calles en el día del paro nacional

El miembro de la Alianza Cívica aseguró que su hijo cuenta con asesores que le elaboran auditorías anuales y que el pago de los impuestos se mantiene al día. Juan Sebastián Chamorro, otro de los miembros de la Alianza Cívica, calificó el acto de la Policía Orteguista como «un ataque» a los miembros de la Alianza, por los «derechos de los nicaragüenses».