Régimen de Daniel Ortega quita a Puma Energy la obligación de venta de diesel a generadoras de energía eléctrica

Actualmente, según los fundamentos de la reforma a la Ley de Suministro de Hidrocarburos, es Puma Energy la principal proveedora de combustible para las generadoras, cuyo mercado eléctrico está controlado principalmente por Albanisa a través de sus Alba Generación

energía, plan de expansión eléctrica, PLC

Son más de 20 empresas las que operan plantas de generación eléctrica en Nicaragua, según el INE, pero Albanisa tiene un peso en el sector. LA PRENSA/ARCHIVO

El régimen de Daniel Ortega ordenó a través de una reforma a la Ley de Suministro de Hidrocarburos, quitar a la empresa Puma Energy la obligación de suministrar a las generadoras eléctricas el combustible que se requiere para producir energía eléctrica y serán estas las que deberán contratar directamente sus importaciones.

Según la reforma de ley, que fue aprobada hoy de urgencia en la Asamblea Nacional,  si bien las generadoras podrán contratar en el exterior sus importaciones de diesel para producir energía eléctrica en Nicaragua, todo deberá ser supervisado y aprobado por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), tal como se venía haciendo.

Lea: Alba Generación no paga deudas al Estado

Actualmente, según los fundamentos de la reforma a la Ley de Suministro de Hidrocarburos, es Puma Energy la principal proveedora de combustible para las generadoras térmicas, cuyo mercado eléctrico está controlado principalmente por Albanisa a través de sus Alba Generación.


Lea aquí: Ley de Suministros de Hidrocarburos


Esto debido a que el artículo 64 de la Ley de Suministro de Hidrocarburos establecía que las generadoras debían adquirir su combustible con proveedores locales con capacidad de reservas, que en este caso era principalmente Puma Energy.

Sin embargo ahora con la reforma de ley se permite que las generadoras compren a proveedores internacionales, pero las reservas las deberá crear Petronic, sin especificar cómo y dónde mantendrán la reserva de combustible para la generación eléctrica.

Tanto Albanisa como las  subsidiarias de Petróleos de Venezuela están sancionadas por Estados Unidos y están impedidas en realizar transacciones financieras.

La reforma la aprobaron con 71 votos de los diputados orteguistas y uno de los aliados del PLI-ALN, mientras 14 legisladores se opusieron, una abstención y un ausente.

Le puede interesar: Nicaragua: más licencias energéticas para Alba Generación

En el parlamento solo los diputados Azucena Castillo, del PLC y el conservador Alfredo César intervinieron en el debate para oponerse a la reforma a la Ley de Hidrocarburos debido a que su trámite urgente no permitió abordar con el sector eléctrico y la petrolera Puma Energy conocer detalles del problema que se estaría dando para que el Estado decidiera intervenir.

La supuesta razón

Entre las pocas explicaciones que brinda el régimen de Ortega en su exposición de motivo de la reforma de ley, es que debido a que Nicaragua debe cumplir con «los compromisos centroamericanos» acordado en la LXVII Reunión de la COMIECO, de que a partir de abril de 2019 Nicaragua debía consumir diesel de bajo contenido de azufre, esto obligó a Puma Energy  hacer ajustes en la refinería y eso implicaba dejar de producir el combustible que provee a las generadoras.

Le puede interesar: Planta de Alba Generación entra en funcionamiento el próximo mes

Debido a que supuestamente la Puma no podía seguir proveyendo el diesel que requieren las generadoras se procedió a conformar un equipo técnico, el que determinó que ahora serán las generadoras las que compren el diesel en el exterior y el Estado deberá crear las propias reservas de combustible para garantizar que no se afecte el suministro tanto de electricidad  y el bombeo de agua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: