Tres homicidios más en Jinotega, y van 42 en lo que va del año

En lo que va de este año, han sido reportadas al menos 42 homicidios en Jinotega, principalmente en los municipios de Wiwilí, El Cuá y San José de Bocay

El Cuá

Investigadores policiales están averiguando las circunstancias en las cuales ocurrieron tres homicidios más, los días 2 y 3 de junio, en municipios distintos de Jinotega, departamento en el que las muertes de etiología homicida siguen incrementando, al punto de superar más de la mitad de los casos registrados en todo 2018.

Uno de los casos ocurrió este lunes 3 de junio en la comunidad Liliwas de la microrregión de Wamblán, jurisdicción del municipio de Wiwilí, donde personas todavía sin identificar mataron a Cory Ariel Herrera López, de 30 años, asestándole varios perdigones de escopeta en distintas partes.

Herrera estaba sembrando arroz con un adolescente de 16 años en la propiedad de Eleuterio Martínez y, desde una parte montosa, al menos dos hombres le realizaron varios disparos de escopeta, asestándole varios perdigones en el pecho, matándolo inmediatamente.

Lea además: Reportan dos homicidios en el departamento de Jinotega

Uno de los homicidas era alto y el otro chaparro, según describió el adolescente a los policías que llegaron al sitio para investigar. Pero, la Policía sigue sin brindar información sobre el caso. En tanto, tres hermanos, de apellido Matey, estaban siendo buscados como sospechosos.

Acuchillado en Soledad

Otro crimen ocurrió a 800 metros del centro escolar en la comunidad llamada Soledad, a 14 kilómetros de la cabecera municipal de Santa María de Pantasma, donde Harvey Josué Martínez, de 24 años, fue acuchillado presuntamente por Holman Herrera González, de 26, a las 6:30 p.m. del domingo 2 de junio.

Lea más en: Matan a una mujer de una puñalada en el pecho en Wiwilí, Jinotega

El caso fue denunciado ante la Policía por María Inés Martínez Moreno, de 48 años y madre de la víctima, quien dijo a los investigadores que estaba en su casa, en la comunidad Antioquia, cuando le avisaron telefónicamente que a su hijo lo habían golpeado y que estaba tirado en la vía.

Martínez Moreno fue al sitio y encontró a su hijo muerto con una herida en el lado izquierdo del cuello y fueron los lugareños quienes le dijeron que Herrera había discutido con él, hasta asestarle la cuchillada.

Baleado en San José de Bocay

Mientras tanto, Salomón López Landeros, de 37 años, murió consecuencia de varios balazos que, a las 5:00 p.m. del domingo 2 de junio, le asestó presuntamente un hombre identificado preliminar y extraoficialmente como Norlan Tinoco, de aproximadamente 30 años, en la comunidad Wiwinak, a dos kilómetros al norte del río Bocay, en la microrregión de Ayapal, municipio de San José de Bocay.

Un reporte extraoficial señala presuntas rencillas personales entre López y Tinoco, por lo que este último aprovechó que el primero regresaba de jugar béisbol para asestarle cuatro balazos en distintas partes.

Al menos 42 crímenes

En lo que va de este año, han sido reportadas al menos 42 muertes de etiología homicida en el departamento de Jinotega, principalmente en los municipios de San José de Bocay, El Cuá y Wiwilí, donde ha ocurrido casi el 80 por ciento de los casos.

La cifra excluye casos ocurridos en circunstancias distintas como las muertes del soldado William Alfredo Aguilar Gómez, un supuesto delincuente llamado Juan López Guillén y una mujer sin identificar, abatidos durante un supuesto “enfrentamiento” el 11 de febrero en el municipio de San José de Bocay. Tampoco refleja hallazgos de cuerpos que presentaban golpes y que preliminarmente la Policía calificó como “muertes accidentales”.

Le puede interesar: Matan a machetazos a dos personas, entre ellas un niño, en San José de Bocay, Jinotega

Según los anuarios estadísticos de la Policía, en todo 2017 ocurrieron 61 muertes de etiología homicida en el departamento de Jinotega, mientras que, en todo 2018 —cuando comenzó la crisis sociopolítica en el país—, registraron 76 casos, entre homicidios, asesinatos, parricidios y femicidios.