Autoconvocado regresa al país creyendo en el programa de «retorno seguro» de la dictadura y termina secuestrado por la Policía orteguista

Diomedes Reyes Hernández, de 21 años, fue secuestrado el 27 de mayo por parapoliciales en Quilalí, Nueva Segovia. La Policía Orteguista niega revelar su paradero. Sus familiares denuncian asedio

diomedes reyes

Documento de identificación de Diomedes Reyes autoconvocado, secuestrado en Quilalí, Nueva Segovia. LA PRENSA/R. FONSECA

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El nicaragüense Diómedes Reyes Hernández huyó de Nicaragua el año pasado. Lo hizo por el constante asedio y amenazas de fanáticos orteguistas tras la jornada de protestas en contra del régimen orteguista en Nicaragua. Se exilió en Costa Rica, pero este año decidió regresar al país porque creyó en el programa de «retorno seguro» de los exiliados propuesto por el régimen de Daniel Ortega y ahora está desaparecido.

El 27 de mayo, Diomedes fue secuestrado por parapoliciales en Quilalí, Nueva Segovia. Desde entonces su familia no tiene información de su paradero. «Si un gobierno dice, vamos a darle libertad a alguien para que trabaje tranquilo, así lo cree uno, porque es la máxima autoridad del país. Y más si uno no ha cometido delito.  Él confiadamente se vino», dijo este martes Elías Reyes Moreno, tío de Diomedes Reyes.

Lea También: Policía Orteguista golpea y secuestra a joven en presencia de sus familiares

A pesar del recrudecimiento de la represión orteguista, Reyes Moreno afirmó que su sobrino creyó totalmente en la palabra del régimen, «como cualquiera de nosotros pudo haberlo creído, pero estamos viendo que es lo contrario».

secuestro
Familiares de Diomedes Reyes interponen la denuncia del secuestro del autoconvocado en la CPDH. LA PRENSA/R. FONSECA

El autoconvocado, de 21 años, fue secuestrado en la la comunidad de La Palanca, del municipio de Quilalí. Los parapolicías y policías lo esposaron, lo golpearon y lo patearon en todo el cuerpo, denunciaron los familiares. Ocho días después, la Policía Orteguista (PO) se niega a revelar su paradero.

También: Policía Orteguista secuestra a joven autoconvocado y lo acusa de robo con intimidación

Lo acusan de delincuente

Familiares del autoconvocado interpusieron la denuncia ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), en el que además señalaron que la PO de Quilalí acusa al joven de robar y violar en una de las casas vecinas.»Llega el policía ese día (un día después del secuestro) y dijo ‘él es un delincuente, le robaron a doña Cándida’, y le digo yo ‘deme las pruebas’, pero sabemos que eso no es cierto», alegó Reyes Centeno.

La Policía Orteguista informó a Reyes Centeno que los responsables de ese delito andaban encapuchados. «¿Y no son ustedes mismos que andan encapuchados?», le respondió el familiar.

Al momento del hecho, el joven trabajaba junto a su tío en una finca.»No hallan cómo procesarlo al chavalo porque no tienen pruebas. Pedimos que nos ayuden, porque ese no es el chiste que los campesinos que trabajamos quedemos como delincuentes, y los delincuentes felices de la vida en sus casas», denunció Reyes Moreno.

Pablo Cuevas, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que la detención de Diomedes es «irregular» pero una más de la larga de lista de arbitrariedades que comete el régimen orteguista, ya que sin pruebas y sin ningún delito cometido, la PO no brinda detalles de la víctima.

La CPDH registró durante estos dos días,  lunes y martes, cuatro denuncias de secuestro por parte de la PO. Sin embargo, Cuevas aclaró que el número puede ser más, puesto que el organismo trabaja con las denuncias directas interpuestas por las personas.

Familia es asediada por el orteguismo

Mélida Hernández Centeno, mamá de Diomedes Reyes, también denunció que su familia sufre asedio y persecución por la PO y personas de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), en Quilalí. «La Policía y antimotines también persigue a mi esposo Carlos Reyes Moreno, y a mi otro hijo. Llegaron a mi hogar y me amenazaron que ya sea vivo o muerto lo iban agarrar», manifestó Hernández.

La mujer pidió justicia por el caso de su hijo y su pronta liberación. «No sabemos nada de él, queremos que lo entreguen porque él es un chavalo trabajador y no delincuente como ellos (la policía) dicen», afirmó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: