Policía Orteguista acusa de tenencia ilegal de armas a exiliado que regresó de Costa Rica

La Policía Orteguista asegura que Reyes "se movilizaba en motocicleta" y portaba una pistola de forma ilegal. Su familia asegura que el día del secuestro trabajaba en una finca con un tío

Diomedes Reyes

La Alianza Cívica por la Justicia y la democracia (ACJD) registra a Reyes como parte de los más de 80 presos políticos del régimen de Daniel Ortega que aún no ha liberadoLA PRENSA/Cortesía

La Policía Orteguista (PO) aseguró este miércoles que el joven Diomedes Reyes Hernández, el exiliado que regresó este año de Costa Rica creyendo en el Plan de «retorno seguro» del régimen orteguista, está acusado por tenencia ilegal de armas.

Reyes es originario de Qulilaí, Nueva Segovia y según la PO, fue detenido en un retén policial la noche del pasado 27 de mayo en el barrio La Pimienta.

Según la PO, Reyes «se movilizaba en motocicleta marca Discovery 125, color azul, sin placa, ocupándosele una pistola marca Colt, calibre 45, serie M 1991A1, la cual portaba ilegalmente».

Lea además: Autoconvocado regresa al país creyendo en el programa de “retorno seguro” de la dictadura y termina secuestrado por la Policía orteguista

Elías Reyes Moreno, tío de Diomedes, expresó que la acusación de la PO es una mentira y que “no hallan cómo procesarlo porque no tienen pruebas”.

“Dijo un policía de Ocotal que (Diomedes) era delincuente, que había violado, que había robado y esa era la acusación que le querían arrimar pero como no dieron pruebas, esa es la única acusación (tenencia ilegal de armas) que le quieren hacer ahora para poderlo enjuiciar”, declaró.

Reyes Moreno afirmó que el joven viajaba en la moto, que pertenece a su primo, pero que los papeles del vehículo están en orden. “Es absolutamente mentira lo de la policía y nadie le cree”, agregó.

Acusan descaradamente

Pablo Cuevas, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), declaró que como organismo han “observado un fenómeno” repetitivo durante el contexto de la crisis sociopolítica.

“Al inicio de la protesta la policía acusaba a los ciudadanos que secuestraban por delitos comunes, después, a medianos de junio (de 2018) fue el tipo penal de terrorismo, ya comenzaron con un delito con una connotación estrictamente política, y ahora, de una semanas para acá viene descaradamente acusando por delitos comunes con el objetivo de que no sean consideradas como reos políticos”, señaló Cuevas.

El abogado refirió que el caso de Diomedes es un ejemplo de ello. “El caso de Diomedes tiene esas características, él no tiene antecedentes, revisamos en el sistema (judicial) y no ha sido procesado por ningún delito”, aclaró.

Lo detienen y golpean

“Ellos (antimotines) vinieron a eso de las 8:00 de la noche a bordo de varias camionetas de patrullas de la Policía y los paramilitares en camionetas blancas. Llegaron del poblado de Quilalí y sacaron a mi sobrino Diomedes Reyes Hernández a golpes y patadas antes de subirlo a la tina de esos vehículos; y se lo llevaron con destino desconocido”, dijo José Reyes Moreno, tío de Reyes.

Puede leer: Tres presos políticos intentan suicidarse debido a las torturas que sufren en La Modelo

Reyes fue enviado a prisión preventiva y acusado en Quilalí por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego. La Policía sostiene que está detenido en Ocotal.

Los familiares interpusieron la denuncia del secuestro de Reyes ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: