La oportunidad de oro de Nicaragua para darse conocer al mundo ante la Argentina de Messi

Lo que para Argentina es un partido suave para quitarse el estrés previo a Copa América, para Nicaragua es su oportunidad de seguir creciendo futbolísticamente

Carlos Montenegro (5) durante un entrenamiento en Argentina. LAPRENSA/ CORTESÍA/ FENIFUT

El futbol nicaragüense vive un gran momento, el mejor de su historia. No se trata de una frase hecha, sino de hechos: la Selección de Futbol pasó de jugar contra equipos de Primera División de Costa Rica en 2015 y rogar a otras selecciones de la región para foguearse, a enfrentar esta noche (6:10 p.m.) a la Argentina de Lionel Messi y compañía, campeona de la Copa del Mundo 1978 y 1986, y candidata a ganar lo que juegue.

Lea: Henry Duarte: “Nuestro Messi serán los 11 jugadores que salen al campo”

Parece irreal que esta noche en San Juan, Buenos Aires, se dispute el primer juego entre Nicaragua y la Albiceleste, una selección top en la actualidad —puesto 11 en el ranking FIFA—, pero no lo es. La Azul y Blanco empezó a tener notoriedad internacional desde 2015 y este partido puede terminar de darla a conocer en el mundo faltándole el respeto con jugadas ofensivas al plantel más fuerte que ha enfrentado, muy por encima de México y EE. UU. en Copa Oro, comandado por Messi, Sergio Agüero y Di María.

Lo que para Argentina es un partido suave para quitarse el estrés previo a Copa América, para Nicaragua es su oportunidad de oro para seguir creciendo futbolísticamente. ¿Cómo lo hará? Yendo al frente sin complejos, jugando con personalidad y mostrando que sabe llegar al área con jugadas elaboradas o algunas individualidades de Juan Barrera, Carlos Chavarría o Byron Bonilla, que permitan marcar un gol que parece imposible.

¿Podrá marcar?

Henry Duarte sabe que la importancia del duelo es dar una buena impresión y preparó la alineación más ofensiva de su historia, por encima de la presentada contra Haití en el repechaje para la Copa Oro 2017. Nicaragua pretende sorprender con una propuesta atrevida con el balón, sin complejos intentando complicar de alguna forma, y por qué no, marcar un tanto colocándose a la par de Costa Rica, Honduras y Panamá, las únicas selecciones centroamericanas que lo han hecho ante la Albiceleste.

El marcador es lo de menos. Argentina ganará por goleada y si Messi juega de inicio el resultado puede ser más abultado de lo que se imagina. Pero eso no importa, sino hacer un buen partido en lo futbolístico —más allá del resultado — porque es la vitrina para que todos vuelvan a ver más y tomen en cuenta el futbol nicaragüense.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: