Dictadura orteguista aprueba su Ley de Amnistía

El proyecto de ley fue propuesto por la bancada oficialista del Frente Sandinista de Liberación Nacional como la excusa jurídica para liberar a todos los presos políticos

Ley contra el lavado, UAF, abogados, notarios, Asamblea Nacional

Los diputados orteguistas aprobaron este miércoles la reforma a la Ley contra el lavado propuesta por el régimen. LA PRENSA/ARCHIVO

La diputados orteguistas aprobaron este sábado la Ley de Amnistía que pretende dejar impune a las más altas autoridades del régimen, desde Daniel Ortega hasta los policías y paramilitares, que han sido señalados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de masacrar a la población durante las protestas sociales en Nicaragua.

Con 70 votos a favor y 15 en contra fue aprobada la Ley este sábado en una sesión de urgencia en la Asamblea.

Durante la discusión intervinieron 13 diputados, en un tiempo de al menos tres horas que duró el proceso de aprobación.

María Haydée Osuna, presidenta del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), leyó el comunicado donde su bancada rechazó «rotundamente» la aprobación de la Ley. Catorce de los 15 votos que rechazaron la iniciativa, corresponden al total de diputados de la Bancada del PLC en la Asamblea Nacional. El otro voto en contra corresponde al diputado del Partido Conservador (PC), Alfredo César Gutiérrez, quien también se expresó en contra de la iniciativa.

El proyecto de ley fue propuesto por la bancada oficialista del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) como la excusa jurídica para liberar a todos los presos políticos, pero en la práctica estos seguirían siendo rehenes del régimen, porque en la legislación aprobada queda la amenaza con quitarles el beneficio y ser encarcelados de nuevo si vuelven a protestar, según el artículo tres de la ley.

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, fue uno de los funcionarios internacionales que se pronunció en el momento de la aprobación de la Ley de Aministía, manifestando que el propósito de esa legislación es «consolidar la impunidad del régimen».

«Nicaragua debe rechazar la ley de amnistía. Aunque dice que ‘exceptúa’ a los ‘delitos regulados en tratados internacionales’, no se establece ningún procedimiento serio para excluirlos. El propósito es evidentemente intentar consolidar la impunidad del régimen», expresó Vivanco.

Los diputados orteguistas hicieron ver que están concediendo la libertad a delincuentes, para establecer la paz y la reconciliación en el país, sin embargo, los al menos 600 presos políticos fueron detenidos por la Policía Orteguista (PO) por participar en las protestas contra el régimen de Daniel Ortega.

Más de 340 personas murieron por la represión policial y paramilitar que desató Ortega contra los protestantes. Sin embargo, el régimen mantiene que fue un intento de golpe de estado contra su gobierno.

Los diputados del PLC manifestaron que «una amnistía sin justicia, es una burla».