Un Gennady Golovkin más viejo y más predecible noquea a Rolls

Existen combates que marcan a un boxeador durante toda su carrera. Chocolatito no olvidará jamás el nombre de Rungvisai, la carrera de Juan Manuel Márquez estará ligada con Manny Pacquiao y, ahora Gennady Golovkin con Canelo Álvarez. La victoria de este sábado por nocaut en el cuarto asalto a Steve Rolls no asombró a nadie. […]

Gennady Golovkin noqueó en el cuarto asalto a Stteve Rolls. LAPRENSA/AFP

Existen combates que marcan a un boxeador durante toda su carrera. Chocolatito no olvidará jamás el nombre de Rungvisai, la carrera de Juan Manuel Márquez estará ligada con Manny Pacquiao y, ahora Gennady Golovkin con Canelo Álvarez. La victoria de este sábado por nocaut en el cuarto asalto a Steve Rolls no asombró a nadie. El Kazajo se vio más viejo, más predecible, más lento pero conserva su pegada de forma intacta.

Rolls se tambaleó por primera vez en el asalto inicial. La caricia inaugural del kazajo lo desgastó y allanó el camino para el desenlace. Golovkin hizo un gran manejo de los ganchos, especialmente del izquierdo. Golpeó repetidas veces la zona hepática del estadounidense y siempre tuvo la iniciativa, sin embargo, el paso del tiempo es cada vez más evidente. Y todo combate que Golovkin realice siempre se pondrá en el análisis de qué sucedería contra Canelo.

Te puede interesar: Canelo Álvarez doma a Golovkin plantándose en terreno peligroso

Para esta pelea debutó el nuevo entrenador del kazajo, el expugilista de peso pesado Johnathon Banks, quien se pulió de la mano del reconocido adiestrador Emanuel Steward.  El rival de Golovkin fue tan discreto que difícilmente se puede hacer una valoración de su esquina. El instinto de pegador siempre está latente. En el cuarto asalto llevó a Rolls a las cuerdas y descargó una mano izquierda que reventó entre la mejilla y el oído, quitándole el equilibrio y cayendo bruscamente sobre la lona.

Golovkin volvió a hacerle un guiño a Canelo al final del combate en las declaraciones, Oscar De La Hoya lo mandó a pelear primero por un título antes de realizar el tercer combate, pero lo que cada día se refleja más es que la sensación de Kazajistán a medida que pase el tiempo no podrá cazar al mexicano. Golovkin pelea contra el tiempo para encumbrarse y Canelo bosteza de tranquilidad porque no tiene prisa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: