El régimen Ortega-Murillo se queda sin la cooperación de Venezuela

El nivel más alto de la cooperación venezolana se logró en el 2011, cuando el país recibió 563.8 millones de dólares, excluyendo la inversión extranjera directa. Si se compra 2018 con el 2012 la reducción es del 95.1 por ciento

Cooperación venezolana se aproxima a su fin, mientras agonizan las dictaduras de Nicolás Maduro y Daniel Ortega. LAPRENSA/ARCHIVO

La cooperación de Venezuela alcanzó este año su nivel más bajo desde que se firmaron que los acuerdo en el 2007. El año pasado—según el Banco Central de Nicaragua (BCN)— se recibieron 27.2 millones de dólares, que comparado con el 2017 representa una reducción del 73.4 por ciento.

El nivel más alto de la cooperación venezolana se logró en el 2011, cuando el país recibió 563.8 millones de dólares, excluyendo la inversión extranjera directa. Si se compara 2018 con el 2012, la reducción es del 95.1 por ciento.

Lea también: Nicaragua heredó de Hugo Chávez deudas millonarias y promesas incumplidas

“De los 27.2 millones de dólares en préstamos de PDVSA, el 100 por ciento fue destinado a proyectos socioproductivos, destacándose el financiamiento al desarrollo del comercio justo (6.3 millones de dólares), soberanía energética (5.0 millones de dólares) y producción agropecuaria y forestal (5.0 millones de dólares) y el resto a otros proyectos socioproductivos, que incluyen el financiamiento a inversión financiera, infraestructura habitacional e industria”, detalla el informe de cooperación externa, publicado por el BCN.

Puede leer: Daniel Ortega llega a Venezuela para participar en la Cumbre del Alba

El año pasado la cooperación externa hacia Nicaragua alcanzó los 1,041.3 millones de dólares. De este total, Venezuela aportó el escasamente 2.6 por ciento, que equivale a 27.2 millones de dólares.

Según el reporte del BCN, los fondos provenientes de la cooperación venezolana excluyendo la inversión extranjera, en diez años suman 3,860.1 millones de dólares desde el 2008 hasta el 2018.

En distintas investigaciones LA PRENSA ha revelado que estos fondos se utilizaron para financiar negocios privados de allegados a la familia presidencial.

Sin embargo, la cooperación de Venezuela comenzó a declinar a partir del 2014 hasta alcanzar su mínimo en el 2018, eso como consecuencia de la crisis económica que agobia a miles de venezolanos.

Además: Estados Unidos reitera sanciones a la empresa Albanisa por su vínculo con PDVSA

Además el negocio se derrumbó totalmente luego que Estados Unidos sancionara a PDVSA y estas sanciones alcanzaron a Albanisa.

A esto hay que sumarle que en el 2017 el dinero de la cooperación venezolana fue trasladado a Bancorp, que también fue sancionado y el dinero de la cooperación retornó a Caruna.

Deuda millonaria

Aunque el gobierno ha insistido que estos fondos no son deuda, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y economistas han advertido sobre el riesgo que estos fondos se conviertan en una deuda.

“A lo largo de los últimos 11 años, el Gobierno de Nicaragua alegó que la deuda derivada de este crédito no era deuda pública, sino que era una deuda derivada de un acuerdo privado entre dos empresas. Sin embargo, el fundamento jurídico del suministro de petróleo y derivados por parte de Venezuela es el Acuerdo Petrocaribe entre los gobiernos de Venezuela y Nicaragua y establece con claridad que la deuda resultante corresponde al Gobierno de Nicaragua”, explicó un economista consultado por LA PRENSA.

Según el FMI, un tercio de estos fondos se utilizaron para financiar programas sociales, mientras que dos tercios se invirtieron en negocios privados con un rendimiento promedio del 8 por ciento, que se consideró suficiente para pagar la deuda bajo los términos iniciales del acuerdo que eran una tasa de interés del 2 por ciento y 25 años de vencimiento con dos años de gracia.

La otra parte del convenio establecía que Nicaragua pagaría un 50 por ciento de la factura petrolera a través de un crédito a 25 años con una tasa de interés del 2 por ciento y el otro 50 por ciento de la factura se pagaba en especies, lo que dinamizó las exportaciones.

La sequía de los fondos proveniente de la cooperación venezolana ha golpeado al dictador Ortega, que necesita dinero para financiar su presupuesto, asfixiado por la caída en la recaudación.

La cooperación de Venezuela comenzó a caer en el 2014 debido a la crisis que enfrenta ese país. El Fondo Monetario revela que la inflación en Venezuela para finales del 2019 será de 10,000,000 por ciento.

Le puede interesar:

Refinería el Supremo Sueño de Bolívar

En el 2008, en la visita del entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez, se llegó al acuerdo de construir una refinería, que se llamaría El Supremo Sueño de Bolívar. Junto a su homólogo nicaragüense Daniel Ortega, colocó la primera piedra de ese complejo industrial que a la fecha ha quedado reducido a un complejo de distribución y almacenamiento.

Los datos del Banco Central reflejan que desde el 2017 no se recibe dinero para la refinería.

Entre las promesas de aquella visita también quedaron la construcción de un ferrocarril, un puerto en Bilwi (Región Autónoma de la Costa Caribe Norte) y estudiar la posibilidad de construir un puerto de aguas profundas en Monkey Point. Estas son algunas promesas que no se hicieron realidad.

Lo que sí se cumplió fue el compromiso de un intercambio comercial que inició ese año con la apertura del mercado venezolano y alcanzó su auge en 2012, cuando Nicaragua envió a ese destino 444 millones de dólares en diversos productos, entre estos, leche, carne, frijol, maní y café. La mayoría de estos envíos eran intermediados por Albalinisa.

Sin embargo, Venezuela después de ser el segundo socio comercial de Nicaragu,a ahora se ubica en los últimos puestos según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: