“El gobierno no tiene nada que perdonarme, porque yo no he hecho nada”. El relato del periodista Marlon Fonseca de Carazo

Marlon Fonseca relata que el pasado 16 de mayo, día en que fue asesinado Eddy Montes, un custodio le rajó la cabeza y ameritó puntadas. En otras ocasiones fue agredido a patadas.

Marlon José Fonseca Román también fue puesto en libertad. LA PRENSA/M. GARCÍA

El periodista Marlon José Fonseca Román, de 27 años, fue liberado este lunes bajo la Ley de Amnistía que aprobaron recientemente este sábado 8 de junio los diputados orteguistas en la Asamblea Nacional. Fonseca fue trasladado hacia Carazo, de donde es originario, y este martes 11 de junio, cumpliría once meses de haber sido secuestrado y encarcelado por la dictadura orteguista.

Según Fonseca, el pasado 11 de julio de 2018, junto a los presos políticos Rodrigo Espinoza y Hansell Vásquez, se dirigían a Masaya en un vehículo a dejar víveres a los autoconvocados de ese departamento cuando fueron secuestrado por civiles encapuchados.

“Hacíamos un trabajo de coordinación con la gente de Monimbó, trabajos de comunicación y todo lo que tenía que ver con transmisiones en las redes, divulgación y de facilitar víveres y medicamentos”, dijo Fonseca, quien junto a dos personas más fue acusado de los delitos de terrorismo, tráfico de armas y obstrucción en la vía pública. A Fonseca lo condenaron a 17 años y seis meses de cárcel.

Le puede interesar: Régimen orteguista libera a 50 presos políticos bajo la Ley de Amnistía

Sobre su liberación, asegura no se lo esperaba. “Nos llevaron a un salón para verificar nuestros datos y firmamos un documento que era como una especie de libertad absoluta, bajo la Ley de Amnistía. En el vehículo me venía acompañando Helder, pero el apellido no lo recuerdo y él se sorprendió, porque también lo llamaron y no esperaba estar en lista, porque él tenía entendido que lo tenían como reo común”, dijo el periodista.

Sobre la Ley de Amnistía, Fonseca opina que no era necesaria para que todos los presos políticos salieran libre. “Estoy en desacuerdo total porque al fin y al cabo no es una verdadera liberación, nos dicen que estamos libres, pero nos están dando una amenaza en uno de los artículos que no podemos protestar, ni marchar, pero eso no nos da miedo, porque esos derechos están establecidos en la constitución… pero vamos a ver qué nos pasa, vamos a intentar seguir luchando por la democracia de nuestro país”, aseguró Fonseca.

Asimismo, dijo “el gobierno no tiene nada que perdonarme, porque yo no he hecho nada, eso es como les perdono lo que no me han hecho, pero me perdono lo que sí les hice, eso siempre he dicho desde que empecé a escuchar esa Ley de Amnistía”.

Lea además: Gobernación libera a reo acusado de narcotráfico entre lista de presos políticos

Cuando Fonseca fue secuestrado lo llevaron a la estación policial de Nindirí, donde permaneció unas horas, luego fue trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial en Managua, conocida como El Chipote. En esta cárcel de tortura estuvo ocho días. Ahí lo interrogaron constantemente. Luego fue llevado a la Modelo en Tipitapa, y permaneció encarcelado en la galería 16-02. Cuando fue capturado le quitaron un vehículo, teléfono y documentos personales. Hasta el momento no se los han devuelto.

El pasado 16 de mayo, día que fue asesinado el preso político Eddy Montes Praslin, relató que los custodios le rajaron la cabeza con las tonfas y que ameritó de varias puntadas. También fue agredido a patadas por los funcionarios del penitenciario.