Ante «sequía» de inversión, Laureano Ortega pide a rusos invertir en proyectos de energía renovable en Nicaragua

La semana pasada, el presidente de la Cámara de Energías de Nicaragua (CEN), César Zamora dijo a LA PRENSA que tras la crisis el sector energético se enfrenta a varios retos. Ahora el hijo del dictador busca inversión con los rusos

Laureano Ortega Murillo y Reyna Rueda se mostraron como los más fervorosos evangélicos el pasado viernes 26 de abril. LA PRENSA/ TOMADA DE EL 19 DIGITAL

Mientras la Cámara de Energía de Nicaragua señala que no hay nuevas inversiones en el sector de energía eléctrica, lo que pone en aprieto la estabilidad energética en los próximos años, Laureano Ortega Murillo, asesor de la presidencia de Nicaragua para las inversiones, se lanzó al mercado ruso en busca de proyectos en hidroeléctricas.

“Nos interesa fomentar proyectos hidroeléctricos con empresas rusas que tienen amplia experiencia en este campo», dijo el hijo del dictador Daniel Ortega en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), realizado la semana pasada, según publicaciones de ese país.

La semana pasada, el presidente de la Cámara de Energías de Nicaragua (CEN), César Zamora dijo a LA PRENSA que tras la crisis el sector energético se enfrenta a varios retos, entre ellos está una fuerte disminución del consumo, la falta de nuevas inversiones en el sector, lo que está provocando que Nicaragua se «coma» sus reservas eléctricas, lo que pone en riesgo el fluido en el futuro inmediato.

Además la situación se agrava debido a que el  20 por ciento de la demanda nacional es cubierto por Alba Generación, el brazo eléctrico de Albanisa, que alcanzó las sanciones de Estados Unidos hacia Petróleos de Venezuela (PDVSA), al igual que a Laureano Ortega, que en la práctica está «muerto financieramente».

“Ya no hay otro proyecto en ejecución, no hay ningún proyecto nuevo desarrollándose, lo que estamos haciendo ahora es comiéndonos poco a poco la reserva que tenemos”, dijo Zamora.

Los últimos proyectos de energía ejecutados en el país fueron la planta de biomasa del ingenio Casur, que inyecta 35 megavatios de energía eléctrica; y el proyecto hidroeléctrico San Martín para la generación de 7 megavatios.

Nicaragua tiene una capacidad instalada de 1,200 megavatios y la demanda máxima que supera los 600 megavatios, según datos del Ministerio de Energía y Minas

Le puede interesar:

Y aunque habían otros proyectos de energía renovable contemplados en el plan de expansión 2016-2021, Zamora consideró que “no se va cumplir”, como consecuencia de incertidumbre que ha generado la crisis política, que estalló el 18 de abril del año pasado a raíz de la brutal represión estatal contra los nicaragüenses que exigen la salida inmediata de la pareja presidencial.

Nicaragua tiene una capacidad instalada de 1,200 megavatios y la demanda máxima que supera los 600 megavatios, según datos del Ministerio de Energía y Minas. El problema es que una buena parte de esa capacidad instalada depende de plantas obsoletas que están en proceso de salir de operación y que deben ser sustituidas por nuevas inversiones.

Ortega pide ayuda en otros proyectos

Además de inversiones en energía renovable, Laureano, actualmente sancionado por Estados Unidos señalado de estar involucrado en actos ilícitos, expresó en Rusia, el interés de su gobierno de  incrementar la cooperación en el ámbito alimentario y agrícola.

Según información de medios oficiales, Nicaragua prevé recibir en donación 133,000 toneladas de trigo ruso en el período 2019-2020 y en abril pasado llegó un primer lote de 33,000 toneladas.

Lea también:

«Nicaragua quiere trabajar con Rusia, quiere trabajar con los países del mundo para ampliar los vínculos comerciales, para trabajar por el bienestar de las condiciones de vida de los nicaragüenses a través de la creación de trabajo, la promoción y el fomento de las inversiones, el intercambio comercial en beneficio mutuo», sostuvo Laureano.

El vástago de Ortega también ofreció a las compañías rusas tomar parte en la construcción y modernización de los puertos en Nicaragua. “Estamos invitando a empresas rusas a participar en Nicaragua en proyectos portuarios que se están ejecutando, por ejemplo la modernización del puerto de Corinto», sostuvo.

Pero además invitó a los rusos a participar en el concurso público para la construcción de un puerto en el municipio de Bluefields, en el Caribe nicaragüense.

Busca a sus aliados

La crisis en Nicaragua, que ha venido acompañada de represión contra el sector privado, ha provocado la salida de capitales, así como la reducción en la inversión extranjera y paralización de la inversión privada nacional.

The Economist Intelligence Unit (EIU), de la influyente editorial británica The Economist,  determinó en su más reciente análisis sobre la situación política y económica de Nicaragua, que aunque   Ortega haga esfuerzos para recobrar la confianza de los inversionistas estos podrían ser inútiles dada la agitación política y  la falta de certidumbre en materia de estado de derecho.

Y por esa razón, el régimen se vería obligado a reforzar su vínculo con los países del Alba, cuyos países tienen capacidad limitada de financiamiento. Pese a ello, los funcionarios del régimen este año son unos visitantes más frecuentes de esos países, así como de Rusia y China.

A inicios del año la codirectora del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), Anasha Campbell, presentó una oferta turística local a turoperadores y empresarios mayoristas de Cuba y Rusia, el primero altamente dependiente del turismo externo y el segundo sin ninguna conexión aérea directa con Nicaragua, lo que encarece los costos para cualquier turista.

En Nicaragua, un proyecto polémico de los rusos es el Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov, el cual después de dos años empezó a producir en abril de este año vacunas contra la gripe, pero se desconoce el alcance del mismo y los ingresos que le generan a las finanzas públicas.

Laureano fue sancionado por los Estados Unidos el 17 de abril de este año, por estar involucrado en una “vasta red” de corrupción y por lavado de dinero, sin embargo este no ha dejado el cargo de asesor de la Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua (Pro Nicaragua).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: