El líder campesino Medardo Mairena realiza una bandera azul y blanco con retazos de tela en la cárcel

“Existe un Dios que es justo, que nos sacó de la cárcel y él va a decidir nuestro destino. Nosotros vamos a seguir con nuestra lucha. Nuestra única arma es el color azul y blanco”, dijo Mairena.