Crece recaudación para financiar al Fomav, pese a caída en consumo de combustibles en Nicaragua

La meta este año es que a través de este impuesto se logre en recaudación 1,477 millones de córdobas, inferior a los 1,614 millones de córdobas del año pasado

combustibles

Los combustibles en Nicaragua no bajan de precio lo que realmente deberían, han explicado los especialistas. LA PRENSA/ ARCHIVO

Pese a la caída en la demanda de combustible en enero y febrero de este año, los ingresos provenientes del tributo que se cobra a través del precio de las gasolinas y el diesel creció al cierre del primer trimestre, según refleja el informe de ejecución presupuestaria publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Desde finales de 2005 en los precios de los consumidores de combustibles se incorpora un aporte conocido como Impuesto Especial para el Financiamiento del Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav). A través de este impuesto hasta el primer trimestre de este año el erario había registrado en ingresos  396.57 millones de córdobas, superior a los 369.52 millones de córdobas en igual periodo del año pasado.

Es decir que en el primer trimestre, pese a la reducción de la demanda de combustible, se ha logrado recaudar 27 millones de córdobas adicionales, equivalente a un aumento del siete por ciento, según refleja el reporte oficial. Este dinero se usa para el mantenimiento de las carreteras, según establece la ley que lo creó.

Lea además: Nicaragüenses restringen su consumo en los servicios básicos debido a la crisis

La meta este año es que a través de este impuesto se logre en recaudación 1,477 millones de córdobas, inferior a los 1,614 millones de córdobas del año pasado.

Según datos del Banco Central de Nicaragua, en los primeros dos meses del año el consumo de diesel- el producto de mayor demanda nacional- se ubicó en 750 mil barriles, inferior  los 785,400 en igual periodo del año pasado.  Hay una merma de 35,400 barriles, es decir 4.5 por ciento.

En gasolina la demanda nacional ascendió en el bimestre a 475,800 barriles, menor a los 481,800 barriles hasta febrero del año pasado,  equivalente a una reducción de 6,000 barriles.

Le puede interesar:Nicaragüenses se amarran duro la faja para no perder el subsidio eléctrico en plena crisis económica

De hecho, el reporte de Hacienda refleja que el Impuesto específico conglobado a los combustibles, que se aplica a las importaciones de los carburantes, sumó en el primer trimestre 1,367 millones de córdobas, por debajo de los 1,412 millones de córdobas en similar lapso del año pasado.

La meta este año es recaudar  5,337 millones de córdobas frente a los 6,085 millones de córdobas el año pasado.

Lea también: Régimen orteguista ha incrementado en 5.9 % la tarifa eléctrica para cubrir el aumento de las pérdidas comerciales

Actualmente el consumo nacional se encuentra afectado por el impacto de la crisis sociopolítica, que ha provocado mayor desempleo y cierre de empresas. Además la recesión ha golpeado con dureza al sector distribuidor de combustible, clave en el crecimiento del parque vehicular y por ende la demanda de combustibles.

El Fondo Monetario Internacional proyecta para este año una contracción del Producto Interno Bruto de 5 por ciento, tras una caída de 3.8 por ciento el año pasado.