La historia del agente que desertó de la Policía Orteguista y ahora está detenido

Edwin Antonio Hernández intentaba salir del país cuando fue detenido. Previendo que eso ocurriera dejó un video en el que explica los motivos de su deserción y el temor que siente por su vida

edwin Hernández

Edwin Hernández, exteniente antinarcótico de la Policía Orteguista. LA PRENSA/REPRODUCCIÓN

El teniente Edwin Antonio Hernández Figueroa pertenecía a las filas de la Policía Orteguista (PO) hasta el 6 de junio de este año. Ese día decidió abandonar la institución porque no estaba dispuesto a reprimir a los nicaragüenses opositores al régimen de Daniel Ortega. Ahora se encuentra detenido.

Previendo que eso podía ocurrir, Hernández grabó un video donde expuso los motivos de su deserción y su intención de abandonar el país. Tenía miedo que algo le pasara y por eso pidió que el video fuese divulgado si la PO lo llegaba a detener.

En el video, Hernández muestra sus grados, su chip 11633, su carné, la pistola asignada y su uniforme. Sus pertrechos, dice, «voy a hacer que mi mamá los entregue cuando ya esté fuera del país.

Lea también: Más de 80 presos políticos aún permanecen en las cárceles de Nicaragua

Se le escucha la voz temblorosa. «Estoy nervioso porque estoy tomando esta decisión (…) Yo no quiero actuar en contra del pueblo. Acá (la Policía) nos están obligando hacer cosas, no podemos opinar, o nos meten presos. Nos mandan al Chipote y nadie se da cuenta, la familia no se da cuenta, le dicen que andamos en misión y nos meten presos», reveló el oficial que trabajó en el área antinarcóticos en la ciudad de León.

Hernández expresó que con su salida de la PO estaba «arriesgando mucho» pero no podía seguir en una institución donde lo amenazaban y le prohibían tener amistades de «derecha» y hablar con quien no fuese del partido. «Yo todo esto lo hago por la situación sociopolítica de Nicaragua, arriesgando mucho, arriesgando llegar a los Estados Unidos, donde yo me pueda sentir seguro. Dejo todo y espero llegar allá con bien.  Yo temo por vida, temo por mi familia», agregó.

Además: Autoconvocado regresa al país creyendo en el programa de “retorno seguro” de la dictadura y termina secuestrado por la Policía orteguista

Policía amenazó: «Ya me di cuenta de lo que estás haciendo»

La mañana del lunes 10 de junio, cuando Hernández intentaba salir del país por la frontera norte de Nicaragua fue detenido por la PO. Iba con un tío suyo, quien fue testigo. Hasta el momento se desconoce detalles de su paradero.

Según relató Carla Hernández Figueroa, hermana de Edwin, al momento de llegar al puesto fronterizo norte del país, los oficiales le pidieron su cédula, la cual él entregó sin saber que la PO estaba listo para detenerlo. «Ellos (oficiales) le pidieron su cédula y en cuanto ellos le vieron la cédula hicieron llamadas. Mi hermano le dijo a mi tío ‘yo veo esto feo, tío por qué se tardan’ (en entregar la cédula). Cuando mi tío mira que vienen unos motorizados, mi tío le dice ‘Edwin correte, ahí vienen'», manifestó Carla.

Para los familiares, la Policía Orteguista ya sabía las intenciones de Hernández de abandonar el país. Ellos presumen que el teléfono personal de él estaba intervenido. «Nosotros suponemos que a él le estaban rastreando las llamadas porque cuando él iba en camino, el jefe le llamó y le dice ‘Edwin ya me di cuenta de lo que estás haciendo'».

Pero Edwin Hernández también recibió otra llamada de parte de la PO cuando se dirigía a la frontera. Era de una mujer que le expresó que se encontraba en la casa de su esposa, ubicada en El Sauce, municipio de León, y que quería saber la razón por la que no se había presentado a trabajar. «Llegaron a mi casa (la PO) y me dijeron que iban a retirar el uniforme, la pistola, chip y los grados. Yo les dije ‘pueden revisar y si está, llévenselos pero él no tiene nada porque está en León'», declaró Ana Delgadillo Gutiérrez, esposa de Hernández.

Más en: Desertan siete agentes de la Policía Orteguista en Madriz

La PO ya había llegado la mañana de ese lunes a la casa de su progenitora, en León, pero no la encontraron. Sin embargo, llegaron a las cinco de la tarde para llevarse todos los documentos de Hernández.

Edwin Hernández Figueroa es originario de León. Fue detenido al mediodía del lunes 10 de junio. LA PRENSA/CORTESÍA

Se manejaba estresado

Edwin Antonio Hernández Figueroa tiene 33 años y desde hace 13 años laboraba como oficial de la PO. Hace dos meses fue trasladado al área antinarcótico. «Lo raro es, que a raíz de eso se mostraba nervioso y estresado. Le decía a mi mamá, ‘mami si viene la policía no le diga dónde estoy’, él se sentía amenazado porque la desesperación que a él le dio para decir no deje entrar a nadie…», cuestionó Carla Hernández.

La hermana de la víctima reconoció que Edwin participó del entrenamiento que realizó la PO, pero él manejó el tema bajo total discreción. «De ese entrenamiento nunca nos dimos cuenta de qué era, cómo era o por qué se daba. Él era muy discreto, sobre todo porque no quería involucrar a la familia», añadió.

Temen por su vida

Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que la organización brindó acompañamiento a la familia de la víctima al Chipote para conocer si se encontraba ahí, pero los oficiales le negaron información. La condición de Edwin Hernández es considerado por la CPDH como desaparecido.

«Sabemos que la policía lo secuestró pero no dan razón de él, entonces es desaparecido porque no sabemos dónde está», explicó Cuevas.

Carla Hernández dijo que teme por la vida de su hermano ya que él no es un preso cualquiera porque maneja información que la PO quiere «silenciar». «Yo temo por su vida, por su integridad, su salud. Él era sano y no nos pueden decir de una hora a otra que él está desaparecido. Y si él tenía temor y dijo ‘entreguen ese video’ es para que se den cuenta que si a él le llega pasar algo es porque la policía lo está haciendo por algo que no quiere que él diga. Él siendo policía sabía lo que sucedía con los presos políticos y lo que le podían hacer a él siendo policía», señaló.

«Si algo me llega a pasar, responsabilizo a la misma institución policial porque es la única que me puede llevar sin que mis familiares no se den cuenta», concluyó Edwin Hernández en el video.